La desagradable profesión de Jonathan Hoag (ROBERT A. HEINLEIN)

La desagradable profesion de Jonathan HoagAl incluir este libro en una lista de las cien mejores novelas de literatura fantástica he hecho un poco de trampa. La desa­gradable profesión de Jonathan Hoag (The Unpleasant Pro-fession of Jonathan Hoag) es una novela corta de 106 páginas, que ocupa un lugar privilegiado en un volumen de seis cuentos de Robert A. Heinlein (1907–1988), Fue publicado por vez primera en Unknown Worlds, en 1942, y seguramente es uno de los relatos más entretenidos que hayan aparecido alguna vez en esa tan en­comiada revista.

Los personajes principales, Teddy y Cynthia Randall, son un equipo, marido y mujer, de detectives privados. Junto a con­temporáneos de Hollywood como Nick y Nora Charles o el se­ñor y la señora North, se permiten continuas chanzas (se sospecharía que Heinlein escribió este relato pensando en el cine si no fuese por el final probablemente imposible de filmar). Se quieren mucho. Una tarde reciben a un nuevo cliente, un hombrecillo preocupado cuyo nombre es Jonathan Hoag, per­turbado por una misteriosa sustancia rojiza, probablemente sangre seca, que ha encontrado bajo las uñas de sus dedos. Hoag quiere que los Randall lo sigan durante el día y descubran cuál es su profesión, pues no tiene ningún recuerdo de su tra­bajo; de cinco a nueve, sus días son un vacío total para él. Está dispuesto a pagar generosamente, por lo que Teddy y Cynthia aceptan de buen grado esa extraña tarea. A la mañana siguien­te, Teddy Randall sigue al señor Hoag y descubre, satisfecho, que el hombre trabaja como pulidor de joyas en el piso trece de cierto bloque de oficinas. La sustancia roja que hay debajo de sus uñas debe de ser colcótar de joyas. Sin embargo, cuando Randall trata de mostrar a Cynthia las oficinas mencionadas, se encuentra con que no hay un piso trece ni una empresa de jo­yas en el edificio. Randall parece sufrir una alucinación –tal vez ha sido hipnotizado–y, desafortunadamente, sigue a obscuras en lo que concierne a la profesión de Hoag.

Las cosas se vuelven mucho más extrañas. En un sueño, Randall es llevado a una junta de hombres de negocios que se denominan a sí mismos los Hijos del Pájaro. Le advierten que debe eludir tener tratos con el señor Jonathan Hoag. Al des­pertar, no hace caso del sueño, y prosigue sus esfuerzos infruc­tuosos para penetrar en el misterio de Hoag. Sin embargo, los Hijos del Pájaro resultan ser muy reales. Habitan en un ámbito especular, pero también son capaces de entrar en nuestro mundo cotidiano. Por medio de espejos, capturan a Randall y a su mujer, y los someten a diversos tormentos antes de devolver­los a la casa en que viven. Después de estos sufrimientos, Cyn­thia no despierta, pues los Hijos del Pájaro han retenido su alma. Randall llega al borde de la desesperación, antes de com­prender que tiene un firme aliado al que puede pedir ayuda: Jonathan Hoag, el extraño hombrecillo paciente a quien los Hijos del Pájaro evidentemente detestan y temen. Sin duda, tienen buenas razones para temerle, sobre todo si recupera la memoria. Cuando por fin se descubre la verdad, el tipo de tra­bajo de Hoag resulta ser algo cómicamente inesperado, y el re­lato alcanza un cierto grado de locura antes de su apocalíptica conclusión.

La desagradable profesión de Jonathan Hoag es muy diferente de la mayoría de las otras obras de ficción de Heinlein de ese pe­ríodo (que tendía a la ciencia ficción dura de la varie-dad del futuro cercano). Es una obra absurda, con una buena cantidad de falta de lógica, pero es también un agradable jeu d’esprit.

FICHA DEL LIBRO
ENLACE AL LIBRO: CONVERTIR ESTE LIBRO «
TÍTULO=»La desagradable profesión de Jonathan Hoag (ROBERT A. HEINLEIN)»
ENLACE DE DESCARGA: ENLACE DE DESCARGA (En el banner vertical)
REFERENCIA Y AUTOR: «La desagradable profesión de Jonathan Hoag (ROBERT A. HEINLEIN)»

PDF


FORMATOS DISPONIBLES: EPUB,FB2,MOBI

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.