bosquejos de París, William Makepeace Thackeray

[The París Sketch-Book]. Colección de impresiones de viaje, apuntes críticos y noticias del escritor inglés William Makepeace Thackeray (1811-1863), publicada en 1840 con el seu­dónimo de Michael Angel Titmarsh. El li­bro comienza con la descripción del viaje de Londres a París, titulada «Una invasión de Francia» [«An invasión of France»]; sigue después la serie de narraciones «Ad­vertencia a los viajeros» [«A Caution to Travellers»] en la que se cuenta cómo un viajante inglés de comercio fue seduci­do por los halagos de una pretendida ba­ronesa francesa y robado en el juego.

Si­guen: «Las fiestas de Julio» [«The Fétes of July»], rapsodia sobre la Revolución Fran­cesa, el período napoleónico y los historia­dores que han tratado sobre él; impresiones sobre los cuadros de las galerías del Louvre, de Luxemburgo y de la Escuela de Bellas Artes, con el título «Sobre la escue­la francesa de Pintura» [«On the French School of Painting» ]; «El trato del Pintor» [«The Painter’s Bargain»], mezcla del pac­to de Fausto con una variante de la novela de Belfagor, en el que se cuenta cómo el pintor Simón, después de haber cedido su alma al diablo, la rescató pidiéndole una cosa que él no podía y no quería concederle, el convivir con su propia mujer; «Cartouche» historia de un ladrón que con astu­cia logra escapar siempre a la justicia; «Sobre algunas novelas francesas de moda» [«One some French Fashionable Novéis»]; «La muerte de un jugador» [«A Gambier’s Death»], un jugador que se suicida después de haber perdido todo su dinero; «Napoleón y su sistema» [«Napoleón and his System»], que termina con palabras casi proféticas para la carrera de Napoleón III; «La histo­ria de Mary Ancel» [«The History of Mary Ancel»], delicada historia del amor corres­pondido de dos primos en el fondo de la Revolución Francesa; «Beatrice Merger», historia de una huérfana que va por el mundo en busca de trabajo para poder ayu­dar a su madre a educar cuatro hermanitos, hasta que por fin llega a París donde hace fortuna; «Caricaturas y litografía en Pa­rís» [«Caricatures and Lithography in Paris»]; «El pequeño Poinsinet» [«Little Poinsinet»], serie de burlas, no todas de buen gusto, hechas a un ser deforme, cie­go y credulón; «La apuesta del diablo» [«The Devil’s Wager»], historia de la ma­nera como Sir Roger de Rollo logró salvar el alma obteniendo que un hermano rezase por él; «La señora Sand y el nuevo Apoca­lipsis» [«Madame Sand and the New Apocalypse»]; «El proceso Peytel» [«The Case of Peytel»], relación de un proceso por la muerte misteriosa de la señora Felicidad Alcázar, que resultó luego haber sido muer­ta por el marido; «Cuatro imitaciones de Béranger» [«Four Imitations of Béranger»]; «Dramas y melodramas franceses» [«French Dramas and Melodramas»]; «Meditaciones en Versailes» [«Meditations at Versailles»].

Corresponde al primer grupo de obras, es­critas cuando el autor no se había todavía hallado a sí mismo, pero contiene trazas no dudosas de sus futuras características. Estas narraciones, ensayos y críticas de arte sobre la literatura y la vida francesa, gustan prin­cipalmente por su estilo sencillo y espontá­neo, casi confidencial. Algunos de los apun­tes de Francia están dictados más por deseo de complacer los prejuicios ingleses que por convicción íntima personal del autor.

B. Cellini

Se puede decir, de un modo aproximado, que Thackeray es el novelista de los recuerdos, de nuestros recuerdos además de. los suyos. (Chesterton)

La Bolsa de Trapo. Una Colección de Efemérides, Nathaniel Parker Willis

[The Rag Bag, a Collection of Ephemera]. Colección de escritos, apun­tes, notas críticas, anécdotas y narraciones, comentarios a los acontecimientos diarios, variedades de modas y costumbres, del nor­teamericano Nathaniel Parker Willis (1806- 1867), publicada ya por Willis en el «Evening Mirror» y en el «Home Journal» de Nueva York (del que fue durante mucho tiempo codirector). De la publicación de este volumen, en Nueva York en 1855, se cuidó el propio autor. Willis se aprovecha­ba de su popularidad siempre asegurada, para dar continuamente a la imprenta nue­vas ediciones, diversamente combinadas de los mismos escritos, que ya habían tenido éxitos en libros y revistas. Se le puede de­finir como el primer periodista de costum­bres que haya tenido éxito en América y que lo haya merecido. Literatura que mu­chos han definido como «superficial» y por eso han condenado y olvidado injustamen­te.

Estamos frente al primer escritor ameri­cano que hizo del periodismo un arte; o, aún mejor, que ha sabido mantener viva en sí, y hasta reflejarla en cada página, una sincera, ya que no muy profunda exigencia artística del trabajo periodístico, al que entre otras cosas las necesidades materiales lo tuvieron ligado mientras vivió. Cuando sus observaciones no son agudas, son al menos vivas y graciosas; el estilo, un poco recargado y afectado, acariciador, nunca es vulgar ni grosero. Como suele ocurrir a los periodistas, Willis se vio obligado a escribir demasiado, demasiado de prisa y demasia­das cosas, no tanto como «repórter» sino como articulista justamente de «color» por haber alcanzado en este aspecto una fama que respondía a sus aptitudes, hasta la publicación de sus Notas a lápiz por el ca­mino [Pencillings by the Way], que fueron recogidas por primera vez en tres volúme­nes en 1835 y continúan siendo su obra en prosa más característica.

C. Pellizzi

Bocetos de Literatura Italiana y Extranjera, Giovanni Rabizzani

[Bozzetti di letteratura italiana e straniera]. Ensayos críticos de Giovanni Rabizzani (1887-1918), publicados en 1914. Es un documento vivo de la sa­gacidad de un lector entregado más a la comprensión de los valores humanos de la literatura que a las consideraciones de un verdadero método crítico. Son en general muestras de temas variadísimos, en los que, junto a un impresionismo poético, están con mucha fineza expuestas observaciones sobre las costumbres y la importancia de algunos contemporáneos. Así, a propósito de la po­lémica carducciana, Rabizzani sostiene el valor de Carducci como poeta, y a la vez, limita la importancia de su crítica en el cuadro de la cultura europea. Con una sen­sibilidad inspirada por el equilibrio y el buen sentido, toma posiciones al enjuiciar el arte de d’Annunzio, acusándole de fragmentismo descriptivo. Las enseñanzas de Pascoli residen en su «humanitas», más que en su poesía. En páginas inmediatas, pre­senta y discute a Foggazzaro, Prati, Tarchetti y Dossi. Son muy interesantes los medallones que se refieren a Italia vista por los escritores extranjeros: Dickens, Twain, Stendhal, Gautier y también Castelar, Andersen, Moliere. Otras veces de la noticia de libros pasa a ensayos más completos, como por ejemplo con Berchet poeta, cuya «retórica» de la expresión libre, juzga con observaciones que recuerdan las recogidas más tarde por De Lollis en Ensayos sobre la forma poética italiana del siglo XIX (v.). Agudas son las notas sobre Cervantes nove­lista y sobre Rimbaud. Como se nota por la variedad de temas, la obra presenta un rico temperamento de crítico, abierto a las distintas corrientes y siempre sutilmente po­lémico; pero el gusto refinado de las lectu­ras acentúa en total un temperamento carducciano y humanista, desarrollado por la metodología croceana y por el conoci­miento de los autores extranjeros. La obra constituye un buen documento cultural de su época, junto con páginas críticas de Borgese, Serra y Ambrosini.

C. Cordié

Biografía Literaria, Samuel Taylor Coleridge

[Biographia Li­teraria]. Autobiografía de Samuel Taylor Coleridge (1772-1834), publicada en 1817. El hilo autobiográfico es muy sutil; la obra consiste, en especial, en una laboriosa expo­sición de las relaciones de Coleridge con la filosofía alemana y en una crítica de la poe­sía de Wordsworth. Las opiniones filosófi­cas de Coleridge se resienten de varios in­flujos; está con Kant en cuanto a los fun­damentos morales de la conciencia religiosa; pero, en lo demás, predomina el influjo de Schelling. A juicio del propio autor, la obra es «una miscelánea sin método»; así, por ejemplo, tras una minuciosa explicación de la idea kantiana de aplicar las matemáticas a la filosofía, trata de velar su propia inca­pacidad para llegar a una conclusión sis­temática, con la introducción «ex abrupto» de la carta fingida de un amigo. A pesar de todo, la obra es profundamente interesante, por sus narraciones y discusiones.

M. Praz

El mayor libro inglés de crítica y uno de los más fastidiosos que se puedan hallar en cualquier lengua. (Symons)

BARCELONA, CIUTAT LITERÀRIA

Maria Nunes
Salvat, Pla, Rodoreda, Capmany. Rutes literàries de Barcelona, 2
Il·lustracions Josep M. Farré
Meteorα Editorial, 2018, 215 pàgs.

per Anna Rossell

Una ciutat, com a topografia mil·lenària que és, acumula segles d’activitat humana, aplega tal quantitat de fets històrics, curiositats i petjades de vida, que voler-la abastar amb una mirada generalitzadora esdevé una gesta impossible i, intentar-ho, una acció estèril. Contràriament, la intenció de conèixer resulta molt més productiva com més afinem i concretem l’objectiu que perseguim amb la nostra cerca de coneixement. Com a palimsest històric que és, l’urbs amaga sovint vestigis que les transformacions del traçat dels carrers i de la seva arquitectura han anat arraconant o fins fet desaparèixer. És per això que convé delimitar el camp d’interès quan ens proposem explorar-la. Per conèixer la ciutat l’hem de recórrer a peu i amb ulls d’exploradors, gairebé diria que ho hem de fer amb mirada d’arqueòlegs en el sentit més ample de la paraula.

Així, a qualsevol lletraferit a la recerca de la vida i de l’obra d’autors literaris lligats a Barcelona, el llibre de Maria Nunes, filòloga i catedràtica de llengua i literatura catalanes, li serà un tresor que li permetrà endinsar-se en la biografia d’escriptors, alhora que li serà un enriquiment en tant que li descobrirà la connivència entre l’obra i la ciutat.

Amb aquest esperit i de la mà del mateix segell editorial, l’autora va publicar el 2017 les Rutes Literàries de Barcelona: Teresa Juvé, Narcís Oller, Josep M. De Sagarra, Montserrat Roig. Si en aquest primer volum Nunes ens oferia « unes pinzellades de l’evolució històrica i social de la ciutat a partir dels textos de diverses novel·les», tal com escriu ella mateixa a la introducció, ara ens convida, com segueix dient «a seguir el fil biogràfic dels autors i les seves obres per descobrir les correspondències entre realitat i ficció literària».

Maria Nunes ens proposa acompanyar quatre escriptors puntals de la literatura catalana a partir del disseny de rutes per la Barcelona del seu temps. Del seu temps, sí, perquè, en haver canviat —no pot ser d’altra manera—, ella en reconstrueix els escenaris i ens permet situar-nos en aquells anys. Seguint un mateix patró per a cadascun dels autors, el llibre ens posa en situació, amb una breu nota introductòria, de vida i obra i, passejant-nos pels seus domicilis i els llocs que freqüentaven, n’amplia el significat històric general que l’espai o la zona van tenir, incorporant-hi breus afegitons sota la rúbrica «És bo saber que…». Aquesta informació, molt valuosa, ens permet reconstruir parcel·les físiques de la ciutat que avui en dia ja no hi són com eren i conèixer esdeveniments del moment que van marcar els nostres personatges i la vida dels barcelonins.
Bona coneixedora de l’obra dels autors escollits, Nunes destria amb destresa poemes o parts de text en prosa, segons el cas, especialment relacionats amb l’estació d’aturada, palesant l’íntim nexe entre ciutat i creació literària.

Cada ruta es completa amb la informació sobre la durada aproximada del recorregut, així com d’un mapa orientatiu amb la numeració dels llocs on cal fer parada.

D’utilitat pel passejador és també la bibliografia adjunta, que aplega la que l’autora ha utilitzat per extreure’n els textos, com també (sota l’epigraf «Per saber-ne més…») la que Nunes aconsella a l’interessat si vol aprofundir.

Les boniques il·lustracions de Josep M. Farré, en tons grisos, acompanyen els recorreguts de la ciutat comtal, capital del modernisme, sovint ressaltant, amb gust exquisit, detalls destacats d’aquesta arquitectura tan característica de Barcelona.

Els suggestius itineraris: Barcelona i el mar (Joan Salvat-Papasseit); El quadern gris / Barcelona, una discussió entranyable (Josep Pla a Barcelona); Barcelona des de l’exili: Sant Gervasi, L’Eixample i De Gràcia a Camèlies (Mercè Rodoreda); La Rambla, realitat i ficció, De la Rambla a l’Eixample i Del passeig de Sant Joan a la Ciutadella (La Barcelona de Maria Aurèlia Capmany).

Un goig pel passejador lletraferit i pel lletraferit passejador.

Anna Rossell
http://www.annarossell.com/
http://es.wikipedia.org/wiki/Anna_Rossell_Ibern
https://www.facebook.com/annarossellliteratura