NADA (Carmen Laforet)

Trata de una joven llamada Andrea, nos narra la llegada a la calle Aribau (Barcelona) donde se hospeda en la casa de sus tíos. En ella todo le parecía extraño a su imaginación, los estrechos y desgastados escalones, iluminados por la luz eléctrica, no tenían cabida en su recuerdo. En aquella casa le recibe la abuela, confundiéndola con una joven llamada Gloria, y esta confusa, le replica diciéndole que es su nieta, a tan rara situación comienzan a aparecer los tíos de Andrea. Uno era Juan que se hizo cargo de la situación, seguido de su mujer Gloria, otra en aparecer es la criada con vestimentas negras y acompañada por un perro negro, a continuación aparece tía Angustias que le recibe con menos precio.

Aquella noche Andrea cansada del viaje es traslada por la criada a su habitación, donde se toma una ducha y se acuesta ya que tenía bastante inseguridad en aquella casa. Al amanecer, Andrea mantenía esa sensación de inseguridad que le habían impregnado, durante toda la guerra la joven había estudiado en un colegio de monjas y parte del Bachillerato, por eso ahora había vuelto a Barcelona para estudiar Letras en la Universidad.

Su tía Angustia le había llamado y le comentó que Barcelona era una ciudad muy peligrosa, y cuando quisiera salir tendría primero consistirlo ella, también le comentó que la familia había tenido un cambio radical a consecuencia de la guerra. Andrea después se dirigió al comedor donde se encontró con su tío Juan, acompañado de su mujer Gloria y el hijo pequeño de ambos. Por allí apareció Román otro tío de Andrea, éste mostraba simpatía por la joven, pero tuvo un cambio de humor cuando entró en el comedor, insultando a Gloría, en esta discusión Juan defendió a su mujer y le amenazó a Román en matarle. Mientras éste se marcha se dirige a Andrea diciéndole que estos enfrentamientos ocurrían muy a menudo y se iba riéndose por la situación que había creado. Juan enojado se dirige a su mujer desviando su rabia en ella, originando la tristeza de la mujer.

A raíz que pasaba el tiempo Andrea se daba cuenta de que Román y Juan seguían hablándose como siempre, como sino sucediera nada y eso a Gloria no le gustaba nada. En ocasión Gloria, invitaba a Andrea a su habitación y le contaba que en la casa no había nadie bueno, excepto Juan y la abuela. Para Gloria, Román era una persona sin sentimientos. A consecuencia de este acercamiento entre Gloria y Andrea, Angustias se encerraba enojada y muchas de las ocasiones se encerraba en su habitación.

Los días pasaban sin importancia y para Andrea, el hecho de llegar a una casa que había cambiado radicalmente desde la última vez que estuvo allí, donde todo el mundo ha perdido en bondad, alegría y normalidad la sume en una profunda tristeza. No comprende el comportamiento de toda esa gente, su violencia y desprecio mutuos, la hipocresía de Angustias o el conformismo e incluso la alegría de Gloria.

Cuando se reanudaron las clases en la Universidad, conoce a la que sería su mejor amiga Ena, una compañera de clase, y se hacen las dos amigas casi inseparables. Gracias a esta amistad libera Ena, a su amiga Andrea de la presión y la pesadilla que sufre en su casa. A lo largo del tiempo Ena, la empezó a invitar a todo lo que podía permitirse. Andrea tan agradecida con estos gestos decidió regarle un pañuelo de encaje que le había regalado su abuela.

Un día que volvía Andrea a la casa con su abuela, se encontraron en la escalera de la casa un enfrentamientos entre Gloria, su marido y tía Angustias. Todo había sido originado porque

Angustias había dicho que Gloria había robado el pañuelo y en contra el marido de este abofeteó a Angustias. Dos días después se marchó sin decir a nadie adónde iba estar, ni cuando iba a volver. Pasado el tiempo Andrea se traslado a la habitación de su tía. Cuando regresó Angustias, tuvo otro enfrentamiento con Gloria y se enfadó con Andrea por haber esta en su habitación. Todo este intervalos de sucesos ocurridos a Angustias origina la marcha de la casa para dirigirse a un convento y allí reforzar su vocación.

Al llegar la primavera Jaime amigo de ambas jóvenes decidieron ir al campo. Jaime y Ena estaban enamorados, salieron varias veces. Pero Ena le comentó un día a Andrea que había una persona en el mundo que quería más que Jaime y que ella, pero lo tenía en secreto y no se quiso decir.

Pero pasado un tiempo, su amiga y ella se distancia, a causa de que Ena se estaba viendo a escondidas con su tío Román y ella se siente avergonzada de su familia, de su escasez económica, de esa vida gris, agobiante y triste, es la causa de que no quiere que ninguno de su familia se relacionara con sus amistades. La vida volvería a ser solitaria para Andrea, ya que Ena no quería saber nada de la joven.

Una tarde Andrea encontró a Pons en la biblioteca de la Universidad que se interesó por su amistad con Ena. En una de aquellas tardes, Pons vino un día más excitado que de costumbre y le habló de su amigo Guíxols que era un pintor maravilloso que quería conocer a Andrea.

Andrea acompañó a Pons al último piso de un patio, allí les abrió Iturdiaga, otro de los amigos de Pons que también era pintor. Estuvieron merendando en el estudio de Guíxols y Andrea se lo pasó muy bien allí.

Pons invitó a Andrea a una fiesta que se organizaba en su casa. La joven se encontraba extraña en dicha fiesta porque sentía el menosprecio de la gente de la fiesta.

Al salir de la fiesta se encuentra con la madre de Ena, le comenta a Andrea que ella en su juventud estuvo enamorada de su tío y su tío no tuvo interés ninguno por ella, por lo que le pidió ayuda porque sabía que su hija le iba a pasar lo mismo que a ella.

A lo largo de la novela antes de que Ena es marchase a pasar las vacaciones al Norte, volvieron a salir Andrea, Jaime y ella como en los asistencia, viejos tiempos. La familia de Ena piensan en trasladarse a Madrid, lo que originaría el no verse más de estas dos jóvenes.

Un día como todas las mañanas Andrea se despertó al llegarle unos gritos de la criada, era Román que se había suicidado con la cuchilla de afeitar.

Todos creían que había sido Gloria, pero no se aclaró nada de este suicidio. Antonia la criada decide marcharse. Las dos jóvenes vuelven a ser buenas amigas. Ena se traslada con su familia a Madrid. Finalmente al poco tiempo Andrea también se marcha de la casa para estar con su amiga.

Juan Sin Letras. Una cruzada literaria.

FICHA DEL LIBRO
ENLACE AL LIBRO: CONVERTIR ESTE LIBRO «
TÍTULO=»NADA (Carmen Laforet)»
ENLACE DE DESCARGA:
ENLACE DE DESCARGA (En el banner vertical)
REFERENCIA Y AUTOR: «NADA (Carmen Laforet)»

PDF


FORMATOS DISPONIBLES: EPUB,FB2,MOBI

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.