Ciberiada (Stanislaw Lem)

Si hay alguna vuelta de tuerca que dar al concepto de literatura fantástica o especulativa, Stanislaw Lem lo ha escrito ya, y nunca mejor dicho que en este caso, en el que las historias, todas ellas, giran en torno a una raza de robots, sus tuercas, émbolos y válvulas, sin presencia humana alguna relevante en los relatos.

Sin embargo, lo que Stanislaw Lem no consigue evitar es ser tremendamente humano y referirse, con sus metáforas metálicas, a los más profundas capas de nuestros deseos, nuestra voluntad o nuestros miedos.

Las historias que componen Ciberiada, trazadas con un humor a veces fino y a veces simplemente descacharrante, recorren la ironía o se vuelven alegóricas o incluso moralizantes sin perder en ningún momento su interés narrativo.

Trurl y Clapaucio, dos robots constructores, más parecidos a dioses que a ingenieros, revuelven masas galácticas, átomos y planetas para conseguir sus objetivos y superarse el uno al otro, unas veces en cooperación, otras en franca rivalidad. Desde su elecrtrobardo, que casi destruye el mundo con su producción poética, al terrible monstruo invencible que sólo se puede vencer después de lanzar contra él a la burocracia, todas sus creaciones tienen un lugar para la sonrisa y la reflexión, según el nivel de lectura que se le quiera conceder a estas páginas.

Baste, como ejemplo, citar uno de los estudios de los protagonistas: "Un caso particular de transformación de estados prohibidos por la física a estados prohibidos por la policía"

Si con esto no le entran ganas de leerlo,¿qué más quiere que yo le haga?

FICHA DEL LIBRO
ENLACE AL LIBRO: CONVERTIR ESTE LIBRO «
TÍTULO=»Ciberiada (Stanislaw Lem)»
ENLACE DE DESCARGA: ENLACE DE DESCARGA (En el banner vertical)
REFERENCIA Y AUTOR: «Ciberiada (Stanislaw Lem)»

PDF


FORMATOS DISPONIBLES: EPUB,FB2,MOBI

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.