Zeta

Es el esclavo griego que describe la vida en la corte de Atila (v.) y la batalla de los Campos Cataláunicos en la novela el hombre invisible (v), del escritor húngaro Géza Gárdoni (1863-1922).

Zeta se halla casualmente entre los hunos con ocasión de una embajada, en la que acompaña al historiógrafo Prisco el Retor, y allí se queda por amor a Emöke, hermosa hija de un jefe huno. Joven, inteligente y ávido de conocimientos, Zeta observa objetivamente, sin prejuicios ni apriorismos, al pueblo enemigo entre el cual vive, y acaba por admirarlo y tomar afición por aquel país, como anticipando la frase «Extra Pannoniam non est vita». Zeta es un literato, pero cuando se da cuenta de que la ciencia humanística no sirve de nada entre aquellos guerreros, se convierte de preceptor en escudero y participa en varias expediciones militares; y por a mor a Emöke, renuncia regresar a su patria; pero la muchacha, enamorada de Atila, no le corresponde, y Zeta, cuerdamente, se resigna a casarse con otra.

La figura del joven esclavo es el eje de la novela de Gárdonyi, porque a través de sus ojos se ve al pueblo huno y a la corte del rey: así tenemos animadas descripciones de las expediciones militares, y gracias a la apasionada admiración de Zeta, logra cobrar vida la copleja y fascinadora personalidad del protagonista, Atila, el gran capitán.

G. Hankiss