Vernon Whitford

Personaje de la novela El egoísta (v.), de George Meredith (1828-1909). Según le define Mrs. Mountstuart, es «un Febo Apolo convertido en fraile ayunador».

En efecto, Vernon es uno de aquellos hombres que como no tienen ninguna propiedad que administrar, no bus­can en la actividad mundana o en el mun­do de los negocios una razón de vida, y se limitan a alimentarse, solitarios y retirados, de su propia vida interior. Este particular estado de gracia le lleva a ayudar con sus pobres recursos a quienes son más pobres que él y a no considerarse deshonrado por la modestia, en virtud del constante equi­librio que reina en su visión del mundo. Poniendo a contribución su exigua heren­cia, intenta fortuna en la literatura bus­cando, al igual que Clara Middleton (v.), pero a su modo, evadirse del ingrato am­biente de Patterne, después de haberlo so­portado durante años enteros.

Mientras es­pera su liberación, refugia su alma en lar­gas lecturas en la rica biblioteca de su primo, o en solitarias meditaciones a la sombra de un cerezo silvestre de flores do­bles. A las excelsas y perfectas cualidades de su primo Willoughby Patterne, opone su sombrío carácter de estudioso y de austero andarín, de taciturno y torpe enamorado, mitigando en el lector la impre­sión poco favorable que puede haber sus­citado la comparación entre su modo de concebir la vida y aquel en que brilla el egoísta. Y su serena resignación y su fir­me voluntad de evasión ejercen un bené­fico influjo sobre Clara.

L. Cantini