Piroska

[Piroska Rozgonyi]. Personaje del poema Amor de Toldi (v. Toldi), de János Aranyi (1817-1882). Hermana de las princesas y de las castellanas por quienes los «caballeros antiguos» corrían lanzas, Pi­roska aparece en un torneo cuyo premio habrá de ser su mano.

Bella, altiva como una reina y virtuosa y casta como una dio­sa, su conquista arrastra al combate a los más valerosos caballeros húngaros. También Toldi (v.) participa en el torneo, pero no bajo sus propias armas, sino’ con las de su amigo Lorenzo Tar, hombre de carácter dé­bil y valor escaso, que fifi en el brazo del héroe para conquistar a la dama. Toldi obtiene la victoria, pero en el momento mismo en que va a entregar a su amigo el premio de su triunfo, se enamora loca­mente de Piroska. También la muchacha ama al héroe, pero, ofendida porque éste ha luchado y vencido en nombre de Tar, se encierra en la implacable resolución de mantenerse fiel a la palabra dada. En vano Toldi, profundamente enamorado, querrá para sí a la joven: es demasiado tarde, y la gentil Piroska se casa con el torpe Tar, aunque sin dejar de amar a aquél.

Y mien­tras ella soporta en silencio las humilla­ciones que le inflige su marido, el impe­tuoso Toldi, airado al saber las penas de su amada, desafía a Tar y le da muerte. Pero al hacerlo sólo logra abrir aún más el abismo que le separa de Piroska, ya que mientras él debe alejarse para expiar su culpa y reconquistar con nuevas empresas la gracia del rey, la dulce y suave Piroska muere. La desdichada heroína, a quien el poeta dio el nombre de su propia hija adorada, es una de las más dulces y trági­cas figuras creadas por el arte de Aranyi: muchacha leal y veraz, mortalmente herida por una afrenta que transforma su dulzura en indignación; su paciencia es como la de Griselda (v.), pero «al revés». Por ello acaba sus días sucumbiendo al sentido del honor: la herida fue demasiado profunda y procedía de una mano demasiado amada.

G. Hankiss