Maese Antonio

[Meister Antón]. Es el padre de Clara (v.), la protagonista de María Magdalena (v.), de Friedrich Hebbel (1813-1863).

En esta tragedia familiar que refleja, dentro de sus límites, la labor es­piritual del siglo XIX, en su ansiosa y vana búsqueda de un orden nuevo que sustituya a los antiguos, el personaje de Maese Antonio, tutor y celador inflexible de una concepción puritana de la vida que desconoce las componendas, es, cier­tamente, la figura artísticamente más aca­bada, una obra maestra de penetración psicológica y de representación realista. El «héroe en camiseta» aparece esculpido con rasgos indelebles en la materia viva de la palabra por una mano movida al mismo tiempo por el amor y el odio, por la admiración incondicional hacia la rec­titud ejemplar del hombre, y por un sen­tido de horror y repugnancia frente a la progresiva y fatal deshumanización de un alma bajo los golpes de la desgracia, y ello hasta las últimas palabras, que expre­san, ante los despojos todavía calientes de la hija propia y del hombre que por ella se ha inmolado, una ceguera absoluta: «No puedo comprender ya el mundo».

El que ha superado en silencio las más duras pruebas no logra vencer la última, la ver­dadera, porque para ello era necesario ol­vidarse de sí mismo y del mundo para obe­decer únicamente la ley del amor; y Maese Antonio, en lugar de ello no ha hecho otra cosa, durante toda su vida, que con­templarse a sí mismo y en el juicio que los demás daban de él. Ante la falsa no­ticia del hurto cometido por su hijo, la madre cae exánime al suelo con el cora­zón desgarrado: Maese Antonio sobrevive a tres muertes y a la ruina de la familia, y mañana volverá a emprender su trabajo, por cuanto éste es su deber y así lo quie­re la ley de Dios.

C. Grünanger