Colomba

Heroína de la novela de su mismo nombre (v.) de Prosper Mérimée (1803-1870), Colomba es casi la encarnación del espíritu corso de la venganza. Ruda y primitiva, sin actitudes literarias, tiene sin embargo algo de la antigua Electra (v.), en cuanto incita a su hermano a vengar la muerte de su padre, despertando en el co­razón del joven, que regresa del continente y se siente casi por completo ajeno a aque­llas fieras pasiones desconocedoras de los frenos de las leyes sociales, la conciencia de su terrible deber.

Femeninamente ama­ble, no por ello carece de firmeza ni de tesón y de una indómita y feroz energía para perseguir el fin que se propone y para gozar despiadadamente al ver cumplida su obra y deshecho a su viejo enemigo por la muerte de sus dos hijos. Incluso por la virtud de su canto y la apasionada improvisa­ción en su dialecto, Colomba se nos ofrece plenamente como una viva y encarnada imagen de su isla.

V. Lugli