Colombina

Personaje de la «commedia dell’arte», uno de los más rectilíneos y coherentes. Joven sirvienta, astuta e inge­niosa, aparentemente ingenua pero en rea­lidad maliciosa, pequeña pero toda pimien­ta, generalmente se manifiesta fiel a su se­ñora, que, en el siglo XVII, es normalmen­te Rosaura, pero a veces la traiciona con sus murmuraciones o por codicia. Varia­ciones suyas son Coralina (v.), más diná­mica, y Esmeraldina, más intrigante.

Su fi­gura aparece ya en el siglo XVI, como pro­tagonista de numerosas comedias de enredo y llega, casi sin variaciones, hasta Goldoni que, como solía hacer con todas las más­caras tradicionales, acepta sustancialmente su tipo, limitándose a darle firmeza y cohe­rencia. En la época de Goldoni suele ir vestida de encarnado con crucecitas azules, mangas orladas de blanco, delantal blanco, cuello del mismo color, breve cofia blanca en la que destaca una mariposa encarnada, medias blancas y zapatos negros.

Colombina tuvo su momento glorioso a fines del si­glo XVII cuando fue interpretada por Ca­talina Biancolelli, hija de Domenico, a quien por su parte debe su resurrección el tipo de Arlequín (v.). Entonces la caracte­rizaron una delicadeza y una languidez que hacían resaltar aún más su caprichosa in­ventiva y como tal vivió en las dos come­dias que Lesage escribió para ella (v. Tea­tro de la Feria).

U. Dèttore