Cligés

Héroe de la Tabla Redonda, pro­tagonista del «román» francés de su mismo nombre (v.), escrito en verso por Chrétien de Troyes, en el siglo XII. Difiere de sus compañeros, que en sus aventuras y em­presas de armas suelen olvidar a sus mu­jeres, porque a él le ocurre exactamente lo contrario.

Más aún, abandona las heroi­cas empresas de la corte del rey Artús para gozar del amor de Fenice. Su natura­leza audaz en las empresas militares, se hace tímida e irresoluta ante la gran aven­tura del amor. Cligés ama a Fenice y no puede vivir sin ella, pero no se atreve a declarársele, y cuando lo hace tiene que recurrir a los velos del símbolo. Su propio amor, por apasionado que sea, es distinto del irresistible amor céltico de los prime­ros «romans» bretones.

Es más razonable y tierno y está más próximo a la nueva con­cepción del amor cortés, que Chrétien ha tomado del refinado código de la lírica provenzal. Por ello Cligés viene a repre­sentar el eslabón que une las dos maneras de amar características de las novelas de la Tabla Redonda.

A. M. Speckel