Bali

Poderoso demonio indio, rival de los dioses, cuya historia nos describen los Purāṇa (v.). Mediante sus prácticas devo­tas y su austeridad ascética había conse­guido destronar a Indra (v.) y extender su propio dominio sobre el mundo celeste, el terreno y el subterráneo.

Los dioses re­currieron a Vişṇú (v.), quien se encarnó y descendió a la tierra bajo la forma de un enano que, presentándose a Bali como un mendigo, le rogó quisiera concederle únicamente el espacio que con sólo tres pasos pudiera abarcar. Consintió Bali en ello; pero, entonces, aquel enano prodigio­so tomó proporciones desmesuradas y cu­brió toda la tierra con el primer paso, el cielo con el segundo, y, con el tercero, holló la cabeza de Bali hundiendo al de­monio hasta las regiones subterráneas, a las cuales quedó desde entonces reducida su soberanía.

El germen de esta leyenda se halla probablemente en el Rig-Veda, don­de se hace alusión a los tres pasos que da Vişṇú (divinidad solar) sobre la tierra, el cielo y las regiones subterráneas, o sea el alba, el mediodía y el ocaso del sol. Al igual que otros demonios famosos de la mitología india y aunque adversario de los dioses, Bali está dotado de excelsos méri­tos y virtudes; y en la mencionada leyen­da, por ejemplo, destaca su generosidad para con el enano mendigo.

M. Vallauri