Las disciplinas, Marco Terencio Varrón

[Disciplinarum libri IX]. Obra enciclopédica compuesta en nueve libros por el autor en su ancianidad, llegada á nosotros fragmentariamente. No se sabe con exactitud en qué forma estaban dis­tribuidos los nuevos libros varronianos; sin embargo, según una conjetura probable, po­demos suponer que se disponían así: I gra­mática, II dialéctica, III retórica, IV geome­tría, V aritmética, VI música, VII filosofía, VIII medicina y IX arquitectura.

Las tres primeras constituirán más tarde el Trivio, quedando suprimidas las dos últimas por no ser artes liberales; en cambio, es nota­ble que de lo que será el Quadrivio sea ex­cluida la astronomía, siendo así que ésta entrará después a formar parte de las artes liberales, honradas y cultivadas en la Edad Media. Pero, en Varrón, la astronomía (no la astrología) queda incluida dentro de la geometría, de la que sólo la tendencia mís­tica de siglos más tardíos habría de separarla y hacerla autónoma.

Varrón pone la filosofía en el lugar de la astronomía, inspirándose en los dictámenes de la metodolo­gía medio estoica y académica. A un dictado científico, dispuesto en seis disciplinas, hace seguir con la séptima una teoría ética. Las tres artes literarias (gramática, dialéctica y retórica) y las tres disciplinas matemáti­cas (geometría, aritmética y música) forman como dos columnas armónicas sobre las que es menester tender, con audacia constructi­va, el arco de la filosofía, que es el puente que las une. Hecho esto, y junto con el arco central, pero en posición secundaria, se elevan dos nuevos arcos, uno a la dere­cha y otro a la izquierda, la medicina y la arquitectura, que completan el aspecto mo­numental y triunfal del sistema enciclopé­dico varroniano.

F. Della Corte

Igual título [Disciplinarum libri] lleva­ba una vasta obra de San Agustín (354-430), que debía haber comprendido siete artes liberales: gramática, retórica, dialéctica, fi­losofía, aritmética, geometría y música. Pero el autor sólo tuvo tiempo de trazar el bos­quejo de la Retórica y de la Dialéctica y de redactar las dos partes sobre la Gramática [De grammatica] y sobre la Música. De esta última, que tampoco fue terminada, posee­mos sólo los seis primeros libros sobre el Ritmo. Después de Agustín, la astronomía substituyó definitivamente, entre las artes liberales, a la filosofía.

F. Della Corte