Enciclopedia Metódica Crítico-Razonada de las Bellas Artes, Pietro Zani

[En­ciclopedia metódica critico-ragionata delle belle arti]. Obra publicada en Parma en 1794, pero generalmente conocida por la segunda edición, impresa en Parma del 1817 al 1824, en veintiocho volúmenes.

La primera parte de la Enciclopedia, que en la segunda edi­ción ocupa diecinueve tomos, es un índice por orden alfabético que comprende mu­chos miles de artistas, antiguos y moder­nos, italianos y extranjeros. De cada uno se da una indicación esquemática, median­te siglas abreviadoras en varias columnas, sobre sus actividades específicas (por ejem­plo, pintor de retratos, dibujante de paisa­jes, falsificador de estatuas, grabador en cobre, fabricante de órganos, etc.); de su patria o nacionalidad; del mérito y los datos cronológicos. Para graduar el mérito de los distintos artistas el autor emplea un poco ingenuamente ciertas abreviaturas corres­pondientes a los calificativos «celebérrimo», «célebre», «excelente», «mediocre», «muy mediocre».

Cuando falta la abreviatura debe considerarse como bueno o muy bueno, a menos que no se trate de artistas vivos, respecto a los cuales no se emite un juicio de su valor. Como celebérrimos son regis­trados, entre otros, Giotto, Masaccio, Leo­nardo, Rafael, Correggio, Tiziano, los Carracci, Rembrandt y Canova; son sólo cé­lebres Caravaggio y Bernini. Copiosas notas explicativas son aportadas por el índice, fruto del diligente expolio de un vastísimo material bibliográfico, con notables recti­ficaciones y observaciones críticas. También es muy sobresaliente el contenido erudito de la segunda parte de la obra, que es un catálogo razonado de la producción de gra­bados, antigua y moderna.

Según el plan del autor, los grabados pueden agruparse en nueve clases, por sus temas: sacros y morales, históricos, mitológicos y fabulosos, familiares y así sucesivamente. Los nueve volúmenes aparecidos agotan, sin embargo, tan sólo una parte del programa, con la descripción de las estampas inspiradas en asuntos del Antiguo y Nuevo Testamento. Las indicaciones descriptivas, esquemáticas pero cuidadas, señalan también el tamaño, la calidad y la rareza de los diversos ejem­plares. Obra que no es de mera compila­ción sino que está basada, especialmente en la segunda parte, en directas y amplias investigaciones y que hoy todavía sigue siendo útil como colección de materiales, la Enciclopedia figura dignamente en la gran tradición crítico erudita de la literatura ar­tística del siglo XVIII.

G. A. Dell´Acqua