Enciclopedia Histórica, Constantino VII Porfirogeneta

[Excerpta histórica] Obra de Constantino VII Porfirogeneta, el usurpador bizantino que reinó desde 913 a 959, y fue más sabio que soberano, de una doctrina, por otra parte, principalmente compilatoria.

De sus trabajos, destinados en primer tér­mino a la educación de su hijo Romano II y a la de todos los jóvenes de las mejores familias de su imperio, la enciclopedia es indudablemente el más importante para la historia de la cultura antigua. Constantino se propone recoger de los historiadores griegos y bizantinos todo lo que sea de ma­yor utilidad; su obra, de esta manera, per­mitió que se conservasen fragmentos lar­guísimos de Polibio, también muchos de Diodoro, de Nicolás de Damasco, de Dión Casio. Desgraciadamente, de los 53 libros se conservan sólo 4, y ni siquiera completos: Compendios sobre las embajadas [Excerpta de legationibus, lla­mados también Excerpta Hoescheliana]: es­tán divididos en dos partes; la primera trata de las embajadas enviadas por los pueblos extranjeros a Roma, la segunda de las embajadas de los romanos al extranjero.

Estos Excerpta son los únicos que se con­servan completos. Compendios sobre las vir­tudes y los vicios [Excerpta de virtutibus et vitiis, llamados también Excerpta Peiresciana] de los que se conserva la mitad. Compendios sobre las sentencias [Excerpta de sententiis] conservados sólo fragmen­tariamente en un palimpsesto. Compen­dios sobre las insidias [Excerpta de insidiis] también fragmentarios. Mientras se puede dudar de si ciertos compendios bizantinos derivan de partes perdidas de esta obra, es cierto que la Suda (v.) ha tomado algo de allí, y en los últimos tiempos fue empleada para reconstruir mejor lo que se perdió de Constantino.

No se conoce con precisión cuál sea la contribución personal del empe­rador a la obra; lo cierto es que tuvo en torno a sí un estado mayor de sabios y de copistas. Al impulso que dio a los estudios de la antigüedad, el llamado primer rena­cimiento bizantino, se deben las compila­ciones sobre la agricultura, so­bre la medicina y una colección zoológica en cuatro libros, de los que se conservan sólo dos, trabajos que encargó y que están dedicados a él. Más personal es su contribución al Tratado de las cere­monias de la Corte de Bizancio (v.), al Tratado sobre la administración del impe­rio (v.), al Tratado sobre los temas (v.) y a la biografía de su abuelo Basilio I (v. Cronografía de Teófanes).

G. Pascuali