Enciclopedia Italiana, Giovanni Treccani

Obra de grandes alientos que compendia toda la cultura y la técnica hasta nuestros días. Va ligada al nombre del senador Treccani, quien el año 1925 creó un «Instituto» que llevó su nombre.

Reco­giendo un viejo proyecto de Ferdinando Martini (1841-1928) se proponía legar a Ita­lia una gran enciclopedia nacional. Para dirigir la Enciclopedia fueron llamados: Giovanni Gentile (1875-1944) para la parte científica y el Dr. Calogero Tumminelli para la parte editorial. La obra, publicada entre 1929 y 1939, ha seguido una vía intermedia entre los dos tipos de enciclopedias más difundidas: el «Diccionario enciclopédico» con innumerables pequeños artículos, tipo Dictionnaire Larousse, y la enciclopedia tipo Encyclopaedia Britannica.

En la Enci­clopedia Italiana aparecen en número limi­tado los estudios monográficos sobre los te­mas fundamentales, y es muy extenso el número de voces comunes que tienen como fin satisfacer las necesidades de una rápida consulta; forman un total de unas 60.000 voces principales que responden a las exi­gencias del lector más severo, con una am­plia suma de referencias y de selectísimas indicaciones bibliográficas que permiten profundizar el estudio del tema.

Toda la materia está dividida en 48 secciones: Agra­ria – Antigüedad clásica – Antropología – Arqueología – Arquitectura – Arte e his­toria del arte medieval y moderno – Astro­nomía – Bibliotecas – Biología – Química – Cirugía – Derecho privado – Derecho pú­blico – Etnología – Filosofía, educación y religión – Física – Geografía – Geografía sagrada – Geodesia y topografía – Geología y mineralogía – Ilustración – Industria – Ingeniería – Literatura rusa, búlgara y checoslovaca – Literaturas eslavas meridio­nales – Literaturas y civilizaciones orien­tales – Literatura rumana – Literaturas bálticas, polaca, albanesa, bizantina, neo- helénica y georgiana – Literatura italiana – Literaturas extranjeras – Libro y manus­crito – Lingüística – Matemáticas – Medicina – Meteorología y climatología – Música – Ciencias económicas – Ciencias financieras – Ciencias navales – Ciencias militares – Estadística – Deportes – Historia del dere­cho – Historia de las religiones – Historia contemporánea – Historia medieval y mo­derna – Teatro contemporáneo italiano y extranjero – Viajes y exploraciones.

Los colaboradores fueron elegidos entre los más ilustres y competentes cultivadores de cada materia, doctos universitarios en gran par­te, italianos y extranjeros. La obra termi­nada en 35 volúmenes de texto, dio los si­guientes datos: 35.256 páginas en 4.° ma­yor, 50 millones de palabras, 247 millones de letras, 36.630 ilustraciones intercaladas, 7.064 láminas en negro, 471 en color, 137 ma­pas en colores y 1,550 en negro intercalados en el texto. El volumen de índices com­prende, además de las 60.000 voces princi­pales de la Enciclopedia, 240.000 voces se­cundarias contenidas en las principales; por lo tanto, un total de 300.000 voces (35.000 más que la Británica y 13.000 más que las voces no lexicográficas del Larousse). Me­diante estas voces se hace referencia a unos 700.000 pasajes del texto (lo que re­presenta una cifra media de 2,33).

Los directores de secciones fueron 60, constitui­dos en una Comisión técnica, y los colabo­radores fueron aproximadamente 3.000; en­tre redactores, correctores y dibujantes se alcanzó la cifra de 70 personas. La edición de 25.000 ejemplares (900.000 volúmenes) costó cerca de cien millones de liras. Hasta el volumen XII todo el riesgo financiero fue sostenido personalmente por Treccani; pero ya en el volumen VIII estaba asegu­rado el éxito moral y económico. La Enci­clopedia Italiana es la primera obra moder­na de este género en Italia. G. Treccani Degli Alfieri