Simplicissimus

Semanario satírico ilustrado, fundado en 1896 en Munich. Los mejores caricaturistas de la época se re­unieron alrededor de la editorial Albert Langen y colaboraron para hacer de la pu­blicación una de las revistas más agudas y temidas de finales del siglo pasado y prin­cipios de éste. Ciertamente, la sátira del Simplicissimus no era muy constructiva; con amargura y a menudo con aspereza flagelaba todos los vicios y debilidades de su época, presentando una imagen retor­cida y acaso demasiado negativa de la bur­guesía alemana antes de la guerra de 1914-18 en el arte, la vida privada y la política. Muchas veces la revista fue recogida por la censura, a causa de alusiones políticas demasiado directas o por lo menos muy poco disfrazadas. Entre los mejores cari­caturistas y dibujantes del Simplicissimus destacan Thomas Theodor Heine, Olaf Gulbrandson, Ferdinand von Reznicek. y uno de sus más célebres redactores fue el hu­morista bávaro Ludwig Thoma. La revista siguió luego publicándose, aunque ya sin el significado político y el relieve literario que alcanzó durante la época guillermina.

C. Gundolf