Jeremías Gotthelf

Seudónimo de Albert Bitzius; nació en Murten el 4 de octubre de 1797 y murió en Lützelflüh el 22 de octubre de 1854. Se preparó para la carrera eclesiástica pri­mero en Berna, de donde era originaria su familia, y luego, durante un último año, en Gotinga. Fue vicario en Utzenstorf y luego párroco de Lützelflüh. En el pequeño valle de este nombre, escenario de casi todas sus narraciones, vivió hasta su muerte, no muy tardía. En su primera novela, El espejo de los campesinos [Der Bauemspiegel], pre­senta a los aldeanos, entre los cuales vivía y que constituían su público natural, un espejo moral y satírico en el que pudieran reconocer sus propios defectos y hacer buen uso de sus cualidades.

Esta obra contiene ya el programa general de la actividad lite­raria de G. Lo desarrollan las novelas siguientes: Dolores y alegrías de un maestro de escuela (v.), que refleja las penas y las esperanzas de un pobre maestrito a lo largo de dilatadas disquisiciones sobre la necesa­ria reforma escolar, y Uli el criado (v.), a la que se añadirá después Uli el aparcero, considerada generalmente como el fruto más logrado de la vena idílica de G. En Dinero y espíritu (v.) describe una larga disputa entre marido y mujer a causa de una pérdida de dinero que amenaza arrui­nar a una familia, hasta que la mujer sabe liberarse del rencor y volver a la concordia. La novela Anne Baebi Jowaeger (v.) per­seguía inicialmente el propósito de advertir al pueblo supersticioso del peligro de recu­rrir a los curanderos, pero se convirtió des­pués en un vasto cuadro dramático. Más serenos episodios y figuras aparecen en Kathi, la abuela [Kathi, die Grossmutter] y La granja de Vehfreude (v.).

Novelas po­líticas y polémicas son las siguientes: Espíritu del tiempo y espíritu bernés [Zeitgeist und Berner Geist], La quiebra [Der Gelts­tag] y otras. De más fácil lectura, y a me­nudo más equilibrados, son los cuentos de sus dos recopilaciones principales: Cuadros y leyendas suizas [Bilder und Sagen aus der Schweiz], en la que figura el ya citado Dinero y espíritu, y Relatos y cuadros de la vida popular suiza [Erzählungen und Bilder aus dem Volksleben der Schweiz], en los que una gran cantidad de personajes típicos, todos sacados de la realidad, trazan la imagen de un mundo antiguo y tradicio­nal y, sin embargo, siempre actual y ge­nuino. La araña negra (v.), Elsi, la mu­chacha extraña (v.), Hans Joggeli, der Erbvetter, Harzerhans, auch ein Erbv etter, y Kurt von Koppingen figuran entre los mejo­res cuentos de la literatura narrativa ale­mana. Keller llamó a nuestor autor «el mayor talento épico de Suiza».

L. Vincenti