El Espejo de mi Tierra, Felipe Pardo y Aliaga

Fue un periódico literario que editó y redactó en Lima, en 1840, don Felipe Pardo y Aliaga, notable escritor peruano, edu­cado en España bajo la inspiración clásica de don Alberto Lista. Pertenece a la etapa de las letras peruanas denominada el «crio­llismo» por su cultivo de los temas ver­náculos. Pardo fue poeta festivo y satírico, comediógrafo y escritor de artículos de costumbres a la manera de Mariano José de Larra. En todo es atildado y castizo, de vivaz y sutil ironía. El medio de la Lima de entonces, chocó a su refinamiento de formación europea. Amablemente se burló de cuanto consideraba grosero o re­lajado.

Pretendió educar y sublimar aque­lla sociedad por el método elegante de la hilaridad. Sus escritos encierran sendas te­sis aunque no se apartan de la zumbona alegría. Sus artículos de costumbres son cuadros deliciosos de época, con tipos que se han hecho memorables como el Niño Goyito, representativo del pasado ñoño y decadente (cuya contrapartida está en Don Quintín, el petimetre audaz de la comedia Una Huérfana en Chorrillos); y con el abi­garramiento de los hábitos sociales como en Un Paseo a Amancaes.

J. Jiménez Borja