Canciones y Romanzas de Aleksandrov

[Pesmi in romance). Con este seudóni­mo apareció en 1903 la recopilación póstuma de las poesías del poeta esloveno Josip Murn (1879-1910), el más joven de la plé­yade moderna. Su obra revela doble carác­ter. Una parte es profundamente pesimista; poesía de un joven minado por la tuber­culosis, hijo ilegítimo en el ambiente mal­sano de la ciudad, pobre y agitado por los presentimientos de un fin prematuro. La otra mitad consta de poesías surgidas del alma de un aldeano poeta enamorado de la vida de los campos. En el primer grupo se distinguen por la delicadeza y profun­didad de sentimiento: «No sé qué es más triste» [«Ne vem, kdo bolj je otozen»]; «No pasaré por los campos» [«Pa ne pojdem prek poljan»], con la inolvidable visión del cuervo negro, símbolo de la muerte, «Melancolía» [«Otoznost»], «Larga, larga es la noche invernal» [«Dolga, dolga je zimska noc»], etc. La «Plegaria solemne» [«Visoka molitev»] es un análisis poético del propio carácter. En el segundo grupo el poeta gus­ta de identificarse con el agricultor y dis­frutar la vida sana y sencilla del pueblo y la sucesión de las estaciones («Destino» [«Usoda»l, «Deseo de tener esposa» [«zelja po nevesti»!, «Romanza primaveral» [«Pomladanska romanea»!, «Presentimiento pri­maveral» [«Pomladanska slutnja»], etc.). En la «Canción de la espiga» [«Pesem o klasu»] y en la «Canción del maíz» [«Pesem o ajdi»] los eslovenos admiran dos joyas de la poesía agreste. Con estremecimientos de júbilo el poeta canta la vida, las costumbres, los objetos, las fiestas, las ocupaciones aldeanas, imitando ritmos, motivos, locuciones, estri­billos populares: «Compraré una hermosa pipa» [«Hej, kupil si jaz pipo bom»], «La suegra con el vasito en la mano saluda a su nuera» [«Tasca s kupico y rokah pozdravlja snaho»]. Los temas folklóricos han inspirado algunas de sus baladas y roman­zas. Trad. italiana parcial en Liriche slovene moderne (Lubiana, 1938).

A. Budal