Vālmīki

Legendario autor y personaje del Rāmāyana (v.). Según se narra en los primeros cantos del poema, Vālmīki recibió de Nārada la indicación de cantar las ha­zañas de Rāma (v.) y para ello inventó el «śloka», o sea la estrofa que luego adoptó en el poema, lanzando precisamente en este metro una imprecación espontáneamente na­cida en sus labios contra un cruel cazador que, habiendo sorprendido junto a la mar­gen de un río a una pareja de garzas rea­les, había dado muerte al macho.

Vālmīki compuso luego el Rāmāyana y lo enseñó a los dos jóvenes ermitaños Kuśa y Lava, progenie de Rāma, los cuales más tarde lo recitaron ante la corte y en presencia de su propio padre. En el séptimo libro del Ramáyana, Vālmīki acoge benévola­mente en su yermo a Sītā (v.), desterrada por Rāma a consecuencia de las murmura­ciones del pueblo sobre la conducta que había llevado durante la permanencia de aquél en la ciudad de Rávana (v.). Y es también Vālmīki quien más tarde devuelve Sita a Rāma, declarándola pura y limpia de toda culpa. La tradición literaria indí­gena reconoce a Vālmīki como primer autor indio que compuso según las normas del arte poética. Y muchos poetas posteriores han reconocido la nobleza de su estilo.

A continuación traducimos una bella aunque alambicada estrofa que exalta las aladas expresiones de Vālmīki: «Rindo homenaje a aquel vate (Vālmīki), que es árbol de reposo de las palabras divinas cuando en­tran en el mundo de los hombres y hace desaparecer de ellas la fatiga del largo camino que recorrieron en su descenso des­de el mundo de los dioses celestes».

M. Vallauri