Tchu Pa Chieh

Personaje de la famo­sa novela china. Hsi Yu Chi (v.), de Wu Ch’êng-ên (15109-1580). Es la representación alegórica del hombre del pueblo chino, bo­nachón, sencillo, ingenuo y tal vez poco razonable, pero en cambio armado de una paciencia y una tenacidad infinitas, que le permiten superar las dificultades y adver­sidades de la vida. Es un ser humano, con cabeza de cerdo.

El bonzo Hsüan Tsang, en su viaje hacia Occidente, le acepta como discípulo y compañero, porque Tchu Pa Chieh es un ferviente budista y sabe ade­más, cuando se tercia, manejar las armas. Su inteligencia, naturalmente, es la que suele atribuirse a un cerdo, o sea muy limi­tada, lo cual le vale el apelativo de «estú­pido». Su pueril ingenuidad, su lenguaje, que suscita la hilaridad de los oyentes, su incapacidad para tomar por sí solo ninguna decisión, limitan sus funciones a las de ayudante de la mona Sun Wu-K’ung (v.). A

pesar de su necedad, logra, juntamente con su maestro, alcanzar la iluminación religiosa y por ende el Paraíso. Muchos autores atribuyen a este paso del estado de hombre-bestia al de divinidad una sig­nificación profunda: la posibilidad que el cielo brinda al hombre de un creciente refinamiento moral por el que podrá alcan­zar el estado de Buda (v.).

S. Lokwang