Peter Squentz

Protagonista de una comedia alemana de Andreas Gryphius (1616- 1664): Absurda cómica o Peter Squentz (v.). Gemelo de su casi homónimo el Peter Quin­ce shakespeariano, en quien se inspira, Pe­ter Squentz, maestro de escuela, intenta evadirse en la ilusión del teatro de su mez­quina vida cotidiana, arrastrando a su en­sueño a los demás, actores improvisados como él.

Pero, además de ser la caricatura del actor aficionado, Peter Squentz carica­turiza también la honrada realidad burgue­sa provinciana, que en la vida, y no sólo en el teatro, busca formas y expresiones supe­riores a su mediocridad. Al formular su pro­posición, al empezar la comedia, Peter se di­rige al «noble, muy noble, nobilísimo, muy noblemente nacido señor Pickelháring de Pickelháringshaeim y Saltznasen», y así se expresa su ingenua y ambiciosa cultura: «Sí, ciertamente, en todo el mundo existen cuatro continentes: Europa, Asia, África y América. El más noble de ellos es Europa; en Europa hay los más variados reinos… entre ellos el más noble es Oberland, por­que está situado sobre el Niederland; Ober­land se subdivide en Grande y Pequeño Oberland, y el Gran Oberland es mejor y por ello se llama grande».

Y a este paso Peter Squentz demuestra que, desde el mo­mento que él es el más noble de los que habitan la calle más noble de la más no­ble ciudad del Gran Oberland, podría con razón considerarse como el hombre más no­ble del mundo. En estos rasgos el persona­je alemán difiere del original inglés, asu­miendo una personalidad propia, tal vez más farsesca, pero no menos viva, en la que todas las grandes pequeñas ambiciones hallan su caricatura.

B. D. Ugo