Oberón

[Oberon]. Rey de las hadas en El sueño de una noche de verano (v.), de W. Shakespeare (1564-1616). Oberón perte­nece al mundo fabuloso medieval.

Bajo el nombre de Auberon le hallamos como rey de las hadas en la novela Huom de Burdeos, traducida al inglés por John Bourchier, lord Berners, e impresa hacia 1534: el tra­ductor transformó «Auberon» en «Oberon». A su vez «Auberon» es la versión francesa de «Alberich», a través de la forma inter­media «Alberon». Y «Alberich», que signi­ficaría precisamente «rey de los elfos», personaje bien conocido en la mitología germánica, no es otro que el enano Alberico que custodia el tesoro de los Nibelungos (v. Nibelungos).

Pero antes que en Shakespeare, Oberón se halla en la Reina de las Hadas (v.), de Edmund Spenser (1522?-1599), donde aparece en la fantás­tica genealogía de la reina de las hadas Gloriana (alusión a la reina Isabel) y en algún otro pasaje; y en el Jacobo IV [Ja­mes IV], drama de Robert Greene (1558- 1592), escrito hacia 1589-1590, donde sólo desempeña un papel secundario y prosaico. Shakespeare hace de él una figura suma­mente poética, dándole alguno de los rasgos del clásico Júpiter.

El Oberón shakespeariano está impulsado por pasiones humanas como los dioses griegos; es poderoso, pendenciero, compasivo y trata familiarmente a Cupido, a la Aurora de rosados dedos y a Neptuno, que dora las aguas. Con su nombre se titula una ópera de Weber (v. El sueño de una noche de verano).

M. Praz