Neoptolemo

Hijo de Aquiles (v.) y de Deidamia, llamado tam­bién Pirro, por el nombre Pirra que Aqui­les tomó cuando estuvo escondido en Sciros. Tras la muerte de su padre los grie­gos le enviaron a Troya, donde su presen­cia se consideraba indispensable para con­quistar la ciudad.

La Odisea (v.) relata que en aquella ocasión demostró sus cua­lidades de valeroso guerrero y de conse­jero prudente, y que participó en la aven­tura del caballo de madera. Respecto a su regreso después de la guerra, Homero se limita a decir que volvió sano y salvo y que Menelao (v.) le concedió como esposa a Hermione (v.). Los escritores posteriores a Homero, sin embargo, ampliaron en dis­tintas formas su leyenda, especialmente en lo relativo a sus relaciones con Andrómaca (v.), que le había correspondido como esclava en el reparto del botín de Troya, y sobre su muerte en Delfos, atribuida ora a la ira de Apolo, ora a otras razones, se­gún dos órdenes de versiones, ambas reco­gidas en los poemas de Píndaro.

F. Codino