Natacha

[Nataša]. Personaje de la no­vela Rudin (v.) de Iván Turguenev (Ivan Sergeevič Turgenev, 1818-1883). Natacha Alekseevna Lasunskaia es la muchacha que se enamora de Dimitri Rudin (v.) y su carácter está descrito con gran delica­deza en su cándida gracia de adolescente, que es sin embargo capaz de ocultar un temperamento intensamente apasionado, con todo el ímpetu de un sentimiento intacto. En contraste con la avasalladora mundanidad de su madre Daria Michailovna, cen­tro autoritario de un mundo de parásitos, resaltan su humildad y su espontaneidad ingenua. Pero resaltan todavía más los nobles y puros rasgos de su alma en con­traste con Rudin, presentado como un pa­rásito histrión con pretensiones de oráculo.

La historia de Natacha no puede ser más sencilla: desde que su cerebro empieza a inflamarse ante las bellas palabras de Ru­din, desde sus primeras turbaciones y desde sus sueños poéticamente entreverados con impresiones de la Naturaleza, se pasa a la tremenda desilusión que la abruma cuan­do descubre la mezquindad y la vileza de aquel hombre: el desconcierto no dura, pero Natacha sufre porque se siente en­gañada en su fe, y ello hiere su orgullo; a pesar de su fuerza de voluntad y de la firmeza de su carácter, es terrible el dolor que le causa su primera decepción amo­rosa. Turguenev dibujó apenas este carácter femenino, con extremada sencillez de me­dios y con toques muy leves, que evitan toda caída en lo convencional y la con­vierten en una figura profundamente poé­tica

A. K. Villa