Mosén Janot

[Mossén Janot]. Nombre del protagonista del drama homónimo del autor catalán Ángel Guimerá (1847-1924), una de las obras teatrales más populares en Cataluña.

Mosén Janot [derivado a la vez despectivo y afectivo de Joan (Juan)] es el sacerdote que ha sublimado su amor juvenil en la vocación religiosa. Ahora, al volver de párroco a su pueblo natal, y muerta ya la mujer de quien él estaba ena­morado, ve repetirse su historia en los amores de Rosó (hija de Agnès, de quien él anduvo enamorado) y de Toni, el bo­yero (también Mosén Janot había sido bo­yero en la masía de Agnès; Mosén Janot defiende los amores de los jóvenes contra el egoísmo de los tíos de Rosó, que pre­tenden casarla con su hijo Llorençô, para salvarse de la ruina económica.

Mosén Ja­not muere al fin de un balazo que Llo­rençô dispara contra Toni, pero no sin que tenga tiempo de casar a los dos ena­morados. A lo largo de la acción, entre las descripciones de la vida y de las fiestas rurales, Mosén Janot va evocando conti­nuamente su antiguo amor por Agnès y es éste el móvil que le impulsa a defender el que existe entre Rosó y Toni. El per­sonaje queda a veces un poco diluido, abrumado entre los personajes secundarios y una excesiva acentuación del ambiente rural, si bien en las últimas escenas co­bra mayor relieve. Personaje ingenuo y de un sentimentalismo no del todo jus­tificable, Mosén Janot es el prototipo, en la escena catalana, del sacerdote enamo­rado; obedece, como tantos otros persona­jes de Guimerá, a uno de los tópicos del teatro romántico.