Miranda

Personaje de La tempestad (v.), drama de William Shakespeare (1564- 1616). Fue exaltada sobre todo por S. T. Colleridge (1772-1834), que vio encarnadas en ella las más altas cualidades de la mu­jer: la pureza, la bondad, la rectitud mo­ral, la completa entrega al afecto que para ella es revelación de belleza y exaltación del alma.

Ulteriores comentaristas han in­tentado superar a Colleridge y demostrar que Miranda, como su nombre indica, es una criatura de todo punto admirable, una verdadera maravilla; algunos la han llama­do la más perfecta de las figuras femeninas de Shakespeare. Y aunque tanto entusias­mo pueda parecer exagerado, no puede ig­norarse el hechizo de esa criatura virgen e ingenua, doblemente virgen, en realidad, por cuanto no ha conocido ningún ser humano a excepción de su padre — ya que Calibán no es más que un monstruo — hasta el mo­mento en que encuentra a Fernando, a quien espontáneamente adora.

Del mismo modo que Calibán (v.) es un estudio del alma primitiva en cuanto tiene de más tenebroso y bajo, Miranda es un estudio de lo pri­mitivo más espiritual y exquisito, como debía de ser el hombre antes del pecado; diríase que esa .doncella no desciende de Eva y que, alma naturalmente real, puede andar con la cabeza erguida, como los án­geles.

M. Praz