Manuel Eduardo de Gorostiza

Poeta mexicano nacido en Veracruz en 1789, murió en Tacubaya en 1851. Hijo del gobernador es­pañol de Veracruz, es llevado a España a los cinco años y allí se educa y se forma; estudia la carrera militar, se bate contra las tropas napoleónicas en la guerra de la Independencia y llega a coronel; en 1814 se retira del ejército. Pero es un hombre de espíritu liberal y de alma mexicana; y cuando el absolutismo fernandino le hace salir de España en 1821, G. vuelve sus ojos hacia su patria de origen en busca de liber­tad y se pone al servicio del país donde nació para convertirse en uno de los mexi­canos más ilustres de su época.

Dirigió la negociación de los tratados diplomáticos de la nueva República con las diversas poten­cias extranjeras, representó a México en los Estados Unidos (1836), fue ministro de Hacienda, de Relaciones Exteriores, y com­batió con las armas en la mano la interven­ción norteamericana (1841). Es decir, luchó primero en España y después en México, por la libertad y la independencia. Su for­mación literaria era netamente española, pero su teatro es una proyección singular del teatro moratiniano en México; y en México no sólo escribe G. comedias originales y refundiciones, sino que se convierte ade­más en empresario teatral.

La mayor parte de su producción literaria es de su juven­tud. Entre sus comedias han merecido espe­cial estudio Indulgencia para todos (v.), Las costumbres de antaño (v.) y Don Dieguito (v.); siguen la misma orientación moratiniana Tal para cual o las mujeres y los hombres y las comedias en prosa Contigo, pan y cebolla y Don Bonifacio; se advierte la in­fluencia de Juan Francisco Regnard en El Jugador, y el autor empresario no vacila en acudir personalmente a refundir a los clásicos en busca de obras para su escena (Calderón, Rojas, Lessing, Scribe, etc.). Mu­rió pobre y olvidado. De cuando en cuando se le reivindica tanto en España como en México, pero también es frecuente que se le olvide o desdeñe en uno y otro país.

J. Sapiña