Luka

Personaje del drama Bajos -fon­dos (v.),. de Máximo Gorki (Aleksej Maksimovič Peškov, 1868-1936). En la tris­te cueva que sirve de albergue a los po­bres, Luka, el vagabundo, irradia un fulgor que ilumina por un instante las almas de los infelices huéspedes, descubriendo sus caracteres humanos más escondidos.

El pro­pio Luka es luz que. en el resplandor de la dulce llama, atenúa, ocultándolos casi, los rasgos de su personalidad terrena. Mis­teriosamente aparece en el drama y se aleja de él, como misteriosa es, en su origen, la razón, que es amor y que ora visita, confortándola con su gracia, el al­ma del hombre, ora se aleja de ésta, de­jándola en las tinieblas y el error. La fi­losofía de Luka es, en parte, la expre­sión literaria del principio que ve en el delincuente no a un enemigo, sino, con frecuencia, a una víctima de desfavorables condiciones sociales. Como Akim en El po­der de las tinieblas (v.), de Tolstoi, Luka se nos presenta cual una de las más sere­nas encarnaciones del pueblo ruso en cuan­to éste tiene de pacífico y de paciente evangélico, expresando su aspiración a una verdad esencial, más allá de toda fuerza y de toda cultura terrenales.

B. Del Re