Geronte

Protagonista de una comedia de Carlo Goldoni (1707-1793): El gruñón bienhechor (v.). En la amplia gama de los tipos de este autor, Geronte se halla entre los que más se aproximan a las simpatías y sensibilidad de su creador: se trata del viejo gruñón pero profundamente bueno, que, con la aspereza, trata de defenderse de las consecuencias de su misma excesiva bondad.

Sin embargo, como ocurre con to­dos los personajes de Goldoni, Geronte apenas posee conciencia de este complejo; su carácter se ha ido formando en los su­cesivos choques de una intransigente vehe­mencia y de una bondad ingenua y confia­da: cuando se percata de ello, ambos ele­mentos se hallan, desde hace ya tiempo, confundidos, y tan indistinguibles para él como para su creador, quien volcó sobre sus personajes su propia e intuitiva esponta­neidad.

Nota trató de reproducirlo en su comedia El atrabiliario (v.), pero lo con­virtió en una figura desilusionada y llena de amargura, muy distante de la natura­lidad y limpidez propias de Goldoni; como muchos imitadores de éste, buscaba funda­mentar en precedentes dramáticos y aná­lisis psicológicos lo que en el maestro per­manecía esencial e inimitable: la fuerza, justificada en sí misma, de la normalidad.

U. Déttore