Felipe Derblay

[Philippe Derblay]. Personaje de la novela y drama Le maitre de forges (v. Felipe Derblay) de Georges Ohnet (1848-1918). Felipe Derblay es un personaje de psicología convencional, signo del invencible sentimentalismo de la épo­ca; es el joven propietario de las fraguas de Ponte-Avesne y aparece adornado de todas las virtudes: inteligencia, bondad, es­píritu de trabajo, apostura…

Se enamora perdidamente de la marquesita Clara de Beaulieu (v.). Todo el interés de la obra se centra en el estudio y contraposición de los dos personajes. Felipe Derblay se casa creyendo en el amor de Clara. Pronto, sin embargo, se da cuenta de que su mujer sólo siente por él odio y desprecio. Ha consentido en la boda por un grave revés de fortuna de su familia y el despecho hacia su prometido, el duque de Bligny, que la abandonó para casarse con la ri­quísima hija de un fabricante de choco­late. Felipe Derblay sufre en lo más pro­fundo de su ser.

La realidad no ha res­pondido a sus ilusiones, la mujer que ha­bía imaginado no existe. Y con el choque sobreviene el desengaño. Pero él continúa enamorado y es precisamente su actitud —   firme y noble — la que le permitirá conquistar el amor de su esposa. Felipe Der­blay obliga a ésta a salvar las apariencias ante el mundo: la deja en libertad, con­tentándose con velar con caballerosa ge­nerosidad por su bienestar. Clara va com­prendiendo poco a poco el amor que por ella siente su esposo, el valor de su carác­ter y de su persona, tan superiores a los de su antiguo prometido.

A medida que Clara cobra simpatía por él e intenta la reconciliación, Felipe rechaza por su parte todo intento de aproximación. Con su con­ducta logra encender la pasión en el pecho de Clara y convertirla en amante que sufre por él. Un día, Felipe desafía por causa de su esposa al duque de Bligny. Clara, llena de terror, se lanza ante el arma del duque y, herida, delirante, siente por fin los labios de su marido que se unen a los suyos en un primer beso de amor. *