Biberach

Personaje de la tragedia El ban Bank (v.), del húngaro József Katona (1791-1830). Caballero vagabundo y aventu­rero sin escrúpulos, Biberach es el tene­broso consejero del príncipe Otto, disoluto hermano de la reina Gertrudis de Merania (v.), y cómplice de los delitos de aquél.

Siniestro y huidizo, Biberach es el genio del mal encarnado en una vil pero inteli­gente criatura, que siente el pérfido gusto de la traición y tiene el hábito de la intriga y la sospecha. Aunque domina al príncipe con su superioridad intelectual y se con­vierte en instrumento de sus malvados de­signios, no por ello deja de planear al mis­mo tiempo sus propias fechorías sin más razón que la de su satánica fruición del mal.

Finalmente, sucumbe a manos del mis­mo Otto, pero no porque éste quiera cas­tigar en él a su propio corruptor, sino más bien porque desea librarse de un testigo peligroso. Biberach es, por lo tanto, una especie de Mefistófeles (v.) en miniatura, sin raíces en el mundo popular húngaro, en el que se mueve transitoriamente, ni tam­poco en el aristocrático, que no le admite en su seno. Katona ha hecho de él un interesante estudio pleno de realismo.

En la literatura moderna, siempre tan preocupa­da en analizar la decadencia de la socie­dad, esta figura de parásito que sabe que es un descastado y se complace en ello, que disfruta de su propia superioridad intelec­tual sin preocuparse de su bajeza moral, señala una época y se sitúa entre El sobrino de Ramean (v.) de Diderot y el Vautrin (v.) de Balzac.

G. Hankiss