Betsy Trotwood

Personaje de la no­vela David Copperfield (v.) de Charles Dickens (1812-1870). Mujer caprichosa, ex­céntrica, tía y bienhechora de David Cop- perfield (v.), es, con toda su divertida idio­sincrasia, un modelo de bondad y lealtad. Sus máximas fundamentales se hallan com­pendiadas en estas frases suyas: «No hay que ser nunca mezquino en nada; nunca se debe ser falso; jamás hay que ser cruel.

Evita, Trot, estos tres vicios y nada malo deberé temer nunca de ti». Sus rasgos cari­caturescos son triviales e irresistibles; sien­te, por ejemplo, un religioso terror hacia los asnos, temerosa de que puedan hollar los arriates de su jardín: «Estoy convenci­da», dice apretando la mano sobre la mesa con firmeza melancólica, «de que el carácter de Dick (v.) no es a propósito para mante­ner alejados a los asnos.

Estoy segura de que carece de la fuerza de voluntad nece­saria». Otro rasgo interesante de este perso­naje es su miedo a los incendios, que da fácilmente pie a escenas cómicas: el rumor de cualquier vehículo lejano lo atribuye al coche de los bomberos que se dirige a so­focar un incendio. M. Praz