Balbina

Protagonista femenina de la novela del escritor argentino Benito Lynch (1885-1951) El inglés de los güesos (v.). Hija de un vulgar matrimonio de campe­sinos, es una maravillosa muchacha de die­ciocho años, ingenua e inocente, que se abre al amor y a la vida.

Alegre y apasio­nada «era imposible estar serio ante aque­lla primavera riente», pero a la menor contradicción aparecía toda la violencia salvaje de su carácter arrebatado. La lle­gada al rancho de Mister James (v.), «el inglés de los güesos», ocasionará su íntima tragedia. En Balbina, «la Negra», no cabe el disimulo ni el cálculo, su carácter es todo espontaneidad, y así veremos cómo sus relaciones con el profesor inglés van trans­formándose, movidas por la burla, el odio, el agradecimiento y finalmente el más grande y exclusivo de los amores. «Su tem­peramento no admitía términos medios», un dolor de oídos era en ella el más grande e insufrible de los dolores imaginables, y lo mismo el amor.

Encontramos en Balbina numerosas notas que señalan a la enferma neurótica: así sus ataques en los que su conciencia se inhibe al dolor o procura atraer sobre sí la atención de la persona amada. El amor de James es derrotado por el egoísta sentimiento del deber que do­mina en él; en su dolor Balbina aprende «entre muchas verdades tan útiles como amargas, que hay horas de la vida en que no queda otro recurso que el de recogerse dentro de uno mismo… para tratar de hallar en la pobreza de los propios medios lo que no se halló ni se hallará sin duda en toda la imponente multitud de los recursos aje­nos».

Pero al fracasar sus últimas esperan­zas de retener al inglés con la «liga» que le ha aconsejado la vieja curandera, se abo­ca a la desesperación, y es arrastrada al suicidio por su «psicosis maniacodepresiva». Entonces resuenan trágicas y proféticas las palabras en que expresaba su miedo al dolor: «Creo que el día que me lle­gase el caso de tener que penar mucho, ¡no sé!, pero me parece que no sufriría ¡ni esto!»

S. Beser