Aqueménides

[Achaemenides]. Perso­naje virgiliano que aparece en el Libro III de la Eneida (v.), inventado probablemen­te por el propio Virgilio, que lo inserta, con un nombre tomado de leyendas persas, en la saga de Ulises (v.).

Cuando Eneas (v.) desembarca en tierra de los cíclopes junto al Etna, al amanecer se le aparece un hombre de aspecto andrajoso, Aqueménides, que se declara griego y dice haber quedado abandonado allí por Ulises y ha­ber vivido hasta entonces a la manera de las fieras: le refiere cómo fue cegado el Cíclope (de acuerdo con la versión homé­rica) y, a condición de salir de su estado, se pone a disposición de Eneas.

Al regreso de Polifemo (v.), Eneas zarpa de nuevo llevando consigo a Aqueménides, el cual le enseña el camino para poder escapar a la vez a aquel monstruo y a los peligros de Escila y Caribdis. Este episodio sirve para poner en relación, siquiera indirecta, a Eneas con Ulises (una tradición paralela hablaba de un encuentro entre los dos hé­roes), y permite al poeta crear una figura no carente de emoción, en la cual confluyen motivos novelísticos conocidos, en parte aprovechados también en el episodio de Sinón (v.).

A. Ronconi