Ansis Vairogs

Protagonista de la no­vela El pescador de perlas (v.) del autor letón Jānis Poruks (1871-1911). Es la tí­pica encarnación del soñador romántico, tan frecuente en el mundo del Norte.

Ansis empieza su pesca de perlas, en el río natal, tal como le aconsejaban las leyen­das de su país, para convertirse más tarde en el pescador de aquellas perlas preciosas que son las almas o, mejor todavía, las ex­periencias espirituales. La fuerza de sus inspiraciones es el amor, pero ese amor no le conduce a la naturaleza humana; es un sentimiento tan poderoso que en un solo momento de felicidad alcanza la cumbre más allá de la cual ya no existe la belleza y cuyo recuerdo sólo puede salvarse en la eternidad por medio de la muerte o de la separación voluntaria.

La vida del pesca­dor de perlas es la breve y refulgente exis­tencia de un meteoro que al apagarse deja tras sí la estela de su irreal belleza. «Si todos viviesen como yo, el mundo ya ha­bría desaparecido», reconoce él mismo. Ansis es el hombre del mar, el soñador pasivo que infringe el orden del mundo material, buscando en la propia materia lo divino y lo eterno.

Héroe de la decadencia al mis­mo tiempo que criatura de una atmósfera literaria todavía vinculada a la sana fan­tasía popular, Ansis confiere una lozana poesía a las actitudes de los decadentes occidentales cuya influencia en él es manifiesta, y viene así a representar un tipo nuevo: el romántico nórdico a quien el ro­manticismo ha llegado tarde, ya en sus formas extremas, y que acoge estas formas con un ímpetu elemental y las renueva en una especie de mística de la Naturaleza.

M. Rasupe