Andrés Fairservice

[Andrew Fairservice]. Personaje del Rob Roy (v.) de Walter Scott (1771-1832), es una de las mejor logradas figuras humorísticas del no­velista.

Es el criado cobarde, de pintoresco lenguaje, que pone a su amo en compro­metidas situaciones por culpa de su falta de discreción y de lealtad: un tipo que posee en la literatura otras muchas encar­naciones. Jardinero de Osbaldistone Hall y empleado luego como criado por el brillan­te Francis Osbaldistone, este joven perso­naje, Andrés Fairservice (cuyo apellido significa, no sin ironía, Buen Servicio), es un bribón hipócrita que ofrece el más pa­tente y pintoresco contraste con la figura de su amo.

Sus coloreadas expresiones esco­cesas añaden «humour» a su carácter: así cuando compara con una dama cubierta de joyas un caballo cubierto de gotas de rocío, a la luz de la luna. Las situaciones cómica^ en que aparece nos lo hacen ver en cuadritos inolvidables, ora montando un ca­ballo que sólo anda con tres patas, mien­tras la cuarta parece golpear el aire como marcando el compás, ora escondiéndose en un barril lleno de plumas durante una re­yerta en una hostería, ora presa del miedo hasta el extremo de que le castañetean los dientes, ora en manos de los montañeses que en un abrir y cerrar de ojos le quitan cuanto lleva encima, en tal forma que «si bien al caer era un criado bien vestido, de decoroso aspecto burgués, al levantarse pa­recía un espantapájaros calvo y desnudo como un pordiosero».

Su hablar sentencioso y sus apólogos y refranes constituyen un rasgo más, que emparenta este personaje con el famoso escudero de don Quijote.

M. Praz