Akritas

Es el nuevo tipo heroico del helenismo medieval, surgido durante las incesantes luchas, del Imperio bizantino. Akritas personifica, en efecto, al defensor de las fronteras (obtpa) frente a la continua amenaza de las invasiones, cam­peón a la vez del Imperio bizantino y de la fe cristiana.

Su figura vive en los lla­mados cantos akríticos, que son un verda­dero ciclo épico del que ha surgido, por obra de un redactor erudito, un poema épi­co conservado en varias versiones, Digenis Akritas (v.). En él, el protagonista Basilio Digenis Akritas es un mestizo, hijo del emir árabe y de una princesa bi­zantina. Desde su niñez se distingue por prodigios de valor que le valen el cargo de defensor de las fronteras orientales. Convertido con los suyos al cristianismo, a cuyo servicio pone toda su in­trepidez, no hay fuerza humana capaz de doblegarle.

Sin embargo, un día, Caros (v.) habrá de desafiarle y darle muerte so­bre la era de mármol. Akritas muere a los 33 años, como Cristo, y en la muerte le sigue su fiel esposa Eudoxia. En la litera­tura griega moderna Akritas ha recobrado su valor de perenne símbolo del helenismo y de la vitalidad del pueblo griego en su lucha contra los enemigos de más allá de las fronteras.

G. Zoras