Adamastor

Personaje fantástico in­troducido por Luis de Camóes (1524-1580) en sus Lusíadas (v.) como encarnación del vencido Cabo de las Tempestades (Cabo de Buena Esperanza). Junto con la evocación y muerte de Inés de Castro (v.), representa el más alto momento de inspiración del poema y una de las mayores bellezas^ •de la poesía humana.

Bajo las apariencias de un mito clásico, nos hallamos aquí ante un mito moderno lleno de significación. El titán Adamastor, poderoso y deforme como el cíclope Polifemo (v.), se ha ena­morado de Tetis; al verse rechazado, se ha confinado con su dolor en la extrema pun­ta meridional de África donde sus miem­bros se han transformado en la roca del Cabo.

A los ojos de los navegantes portu­gueses de los siglos XIV y XV, el Mar de las Tinieblas se había convertido en una personalidad hostil, celosa y vengativa: a esta ingenua figuración Camóes, con su Adamastor, le da un cuerpo desmesurado y disforme, una voluntad sobrehumanamen­te maligna y una voz amenazadora.

A. R. Ferrarin