Adolphe, B. Constant

Árido y escéptico, Adolphe conoce, recién terminados sus estudios, a Ellénore, la preciosa amante polaca del conde de P., de quien ha tenido dos hijos.

Aun sin estar verdadera­mente enamorado, la conquista. Pero cuando Ellénore le sacrifica todo, hijos, dinero y reputación, comienza a sentirse prisionero y a alejarse de ella.

Se refugia en casa de su padre, pero Ellénore se reúne con él. Adolphe, por piedad y por debilidad, no se atreve a dejarla, pero tampoco es capaz de corresponderla con una sincera pasión. Cuando la mujer parte para Polonia, adonde va a tomar posesión de la herencia paterna, él la sigue.

[spoiler title=’Spo9iler’ collapse_link=’true’]Un amigo del padre, el barón de T., ministro de Polonia, obtiene de él la promesa de que romperá una relación que no le honra. Pero ante las dudas de Adolphe, el barón, le revela a Ellénore la promesa hecha por éste. Destrozada, la mujer muere poco a poco de dolor.

Adolphe se ve de nuevo libre pero condenado, para el resto de su vida, a la soledad y al remordimiento. [/spoiler]

Enciclopedia Garzanti.