Taiheiki, Kojima

[Historia de la gran paz]. Na­rración histórica japonesa en 41 volúmenes, atribuida a Kojima, bonzo del convento budista de Hieizan, de quien no se sabe nada más sino que murió en 1374.

Varias consideraciones, que brotan del examen del texto, inducen sin embargo a opinar que el trabajo original de Kojima fue completado y tal vez también retocado por otros. A pe­sar de su título, el Taiheiki narra toda una larga serie de intrigas y de luchas sangrien­tas que representan la historia del Japón en los cincuenta años que van de 1318 a 1367 y que constituyen uno de los períodos más oscuros de la Edad Media japonesa. El libro se abre con la descripción de las con­diciones políticas del país bajo el emperador Go Daigo (1319-38), y narra después la ascensión de la clase militar, hasta entonces sometida a la nobleza de la corte; la caída de los Hōjō, la restauración de la autoridad imperial en las manos de Go Daigo, la trai­ción de Ashikaga Takauji, el conflicto entre las dos cortes (la corte del norte y la del sur) y termina con la venida a Kyōto de Hosokawa Yoriyuki.

En todo este enredo de acontecimientos y en los rápidos cambios que produjeron en la escena política, la actitud del escritor cambia también, ora exaltando las grandes figuras militares, ora, en cambio, poniéndose de parte del emperador. El Taiheiki supera las dos obras congéneres precedentes, el Heike Monogatari (v.) y el Gempei Seisuiki (v.), en los ornamentos poéticos y en el derroche de arte retórica, pero con no poca frecuencia su autor alcanza también a lo maravilloso, lo cual atenúa con mucho el valor del Taiheiki como obra histórica. Varios trozos, de contenido típicamente lírico, tienen ade­más estructura métrica, constituidos por frases de siete y de cinco sílabas alternadas como en la poesía.

Un profundo sentimiento religioso penetra todo el libro: las descrip­ciones minuciosas de los ornamentos y las enseñanzas tácticas del Taiheiki tuvieron también no poca influencia sobre el arte bélico posterior. Por esta razón y por la exaltación del heroísmo, de la justicia y de la fidelidad hacia el soberano, fue una de las lecturas preferidas de la clase de los samu­rai; y tuvo no poca parte en la formación del espíritu del Bushido. Algunos episodios suyos se han hecho famosos, ya porque fueron difundidos por los recitadores popu­lares, ya porque inspiraron dramas y nove­las durante la época de Yedo (1603-1868).

Y. Kawamura