T’ai Hsüan, Yang Hsiung

[El gran misterio]. Escrito filosófico chino de Yang Hsiung (55 a. de C.- 18 d. de C.). Escrito a imitación del I Ching (v.), nos presenta una concepción metafísica que proviene del I Ching y del Tao Te Ching (v.) de Lao-tse. La sustancia del universo, según el filósofo, es el «Hsüan», tiniebla universal, origen de los seres, im­perceptible a nuestros sentidos, que está va­cío y tranquilo, y con todo, no le falta una actividad que, ora intensificándose, ora ate­nuándose, constituye la fuerza de los seres.

El procedimiento del desarrollo cósmico, que según Lao-tse va del uno al dos, al tres, al todo, para nuestro filósofo va del uno al tres, al nueve, al veintisiete, etc. Así, mientras el I Ching nos da un dualismo cósmico, nuestro filósofo nos proporciona un triplicismo. Yang Hsiung no crea nuevas teorías para la autodisciplina en las virtu­des, sino que halla algún nuevo concepto acerca de la naturaleza humana; el hombre forma parte del universo, por esto consti­tuye un pequeño misterio que forma parte del gran misterio del universo. En la naturaleza humana obran dos agentes: elementos buenos y elementos malos; además existe el «Ch’i».

Con este tercer elemento el autor completa su triplicismo también en el cam­po moral. A la par de todos los demás con­ciliadores de las doctrinas de diversas es­cuelas, Yang Hsiung no es unitario en su sistema, ni claro en sus explicaciones, pero demuestra una doctrina profunda y una singular vastedad de pensamiento.

P. Siao Sci-Yi