El Armero, Abraham Viktor Rydberg

[Vapensmeden]. Novela histórica del sueco Abraham Viktor Rydberg (1828 – 1895), publicada en 1891. El autor, como en su otra obra el último ate­niense (v.), trata de representar el choque de dos mundos distintos en período de agi­taciones espirituales. Así, mientras en el último ateniense el mundo griego choca con el cristiano, todavía cerrado e incipiente, aquí, en la época de la Reforma, el huma­nismo lucha contra el fanatismo de los lu­teranos intolerantes y rudos. Maese Gudmund representa en la novela el catolicismo con su religiosidad humana e ideal, y su hijo Lars es un luterano deseoso de poder, poco inteligente, cerrado ante cualquier for­ma de arte, que para él es más que inútil y peligrosa brujería. Por ello está doble­mente en contraste con su padre, maestro de una gran herrería en la ciudad de Jónkóping, hábil artífice de hierros forja­dos, pintor de vírgenes y ángeles y colec­cionista de objetos de arte con los que adorna su gran casa patriarcal. Cuando Lars llega a la sede arzobispal, quema los cua­dros del padre y destruye la maravillosa verja de hierro que rodea la casa; y maese Gudmund, con triste resignación, se refugia con su hija, dulce figura femenina, en casa de un amigo. Rydberg, completamente em­peñado en la representación del * contraste entre dos mundos irreconciliables, olvida en esta novela el ambiente histórico y el colorido de la época; pero la apasionada representación de los dos mundos, su sim­patía dirigida decididamente hacia el mun­do más abierto del humanismo y sus per­sonajes, verdaderamente humanos y cor­dialmente sentidos, como la figura del maes­tro Gudmund y la de Svante, tocador de arpa y autor de cantos épicos como un vie­jo cantor islandés, presto a sacrificarse por los partidarios de Gudmund, contribuyen a dar valor a esta novela que revela en el autor la herencia de la concepción huma­nista de Tegnér.

A. Ahnfelt