Las Armas y el Hombre, George Bernard Shaw

[Arms and the Man]. Comedia de George Bernard Shaw (1856-1950), fue representada en 1894, comprendida en las Comedias agradables [Plaus Pleasant, 1898]. La acción tiene lu­gar en 1885, durante la guerra búlgaro-ser­bia. En el primer acto Raina, una jovencita búlgara, se entera por su madre de que su novio, Sergio, valeroso oficial, ha consegui­do una victoria con una espléndida carga de caballería. Poco después entra por la ventana uno de los enemigos fugitivos, el capitán Bluntschli, un suizo que por espí­ritu de aventura se ha lanzado a la vida militar combatiendo en las filas serbias. Con una pistola (descargada) intima a Rai­na que le oculte. La joven, viéndole ham­briento, se compadece de él, le da chocola­te y, para ayudarlo a huir le presta el ca­pote de su padre, el mayor Petkoff. En el segundo acto el padre y el novio, acabada la guerra, regresan al hogar. Han conocido a Bluntschli, cuya experiencia militar apre­cian, y cuando llega éste para devolver el capote (y volver a ver a Raina) es bien recibido; como los dos oficiales búlgaros encargados de dar disposiciones para la marcha y el aprovisionamiento de algunos regimientos, se encuentran sin saber qué hacer, Bluntschli les ayuda con su sentido práctico.

En el último acto, Sergio, debido a una serie de circunstancias, entre otras por indiscreción de la camarera de Raina, Lonka, a quien galantea, se entera de que Bluntschli, cuando andaba herido pasó una noche en la habitación de Raina. Por poco no se produce un duelo; pero los hechos se aclaran y como Bluntschli recibe la no­ticia de la muerte de su padre, riquísimo propietario de no pocos hoteles, se dispone a volver a su patria. Pero Raina, ofendida por la infidelidad de Sergio, prefiere a Bluntschli, su «soldadito de chocolate» y se promete con él. El autor ha querido poner en contraste el heroísmo y la técnica que lo sustituye, el idealismo bélico y la realidad de los servicios logísticos que son los verdaderos vencedores de las campañas: en resumen, satirizar la concepción román­tica de la guerra. El motivo polémico hace algo cómicas las actitudes de los personajes y las paradojas del autor no son siempre convincentes; pero el vigor del diálogo y el juego escénico dan vida a la comedia que tuvo mucha popularidad. [Trad. espa­ñola de V. Brouta en el volumen Comedias agradables con el título de Héroes (Madrid, sin fecha) ].

E. di Carlo Sereni