Égloga cronográfica, Juan Sincelo

Obra bizantina del secretario del patriarca de Constantinopla, Tarasio (784-806). Característica de todo este género literario es que todas las obras empiezan con Adán y se extienden hasta la época del autor, haciéndose cada vez más detalladas. Pero Sincelo, que murió joven, dejó su narración por terminar, llegando sólo hasta la época de Diocleciano (284 de C.). Por recomendación del autor en la hora de su muerte, la obra fue continuada por Teófanes. Sincelo tomó muy en serio su oficio de cronógrafo.

La obra tiene por núcleo la historia hebraica, a cuyo alrede­dor se agrupan las noticias acerca de los demás pueblos. Sincelo utiliza con cuidado y con certera atención crítica fuentes nu­merosas, y es un error querer pintarlo como un compilador ignorante, sólo porque su lengua se aproxima mucho a la popular.

G. Pasquali