Don Fray Juan de Zumárraga, primer obispo y arzobispo de Méjico, Joaquín García Icazbalceta

Obra del insigne historiador y bibliógrafo mexi­cano. Vio la luz en 1881, y también puede leerse en las Obras del autor, vol. V (1887). Las adiciones y enmiendas del propio García Icazbalceta a esta obra se hallan en su Nue­va Colección de documentos (II, pp. 268- 303), y fueron reproducidas en las Obras del mismo autor (vol. X, México, 189&, Opúsculos varios, VI, pp. 299-321) y por Ra­fael Aguayo Spencer y Antonio Castro Leal en su preciosa reedición (México, 1947). La biografía de Zumárraga, según declara Icazbalceta, «no fue en sus principios más que una nota o ilustración a la Bibliografía mexicana del siglo XVI» (v.>, y constituye la más personal y característica del erudito mexicano: En ella se evoca y reconstruye toda una época, la primera mitad del si­glo XVI, en la cual sitúa el autor la figura de Zumárraga —objeto recientemente de muy variados estudios—, uno de los perso­najes que más influyeron en el destino del indio dentro de la nueva Sociedad que esta­bleció la conquista española.

A. Millares Carlo

El método y la intuición del erudito, la visión y puntualidad del historiador, el es­tilo y el arte del literato se unen para hacer de esta biografía… uno de los libros de más agradable lectura para quienes deseen en­tender cómo se consolidó, en el medio ame­ricano, la sociedad española, y cuántos es­fuerzos costó a la religión la defensa de los indios contra los excesos de los españoles y la defensa de los españoles mismos contra sus propios errores y ambiciones. (Castro Leal)