Diplomatario del oriente catalán, Antoni Rubio i Lluch

[Diplomatari de l’Orient catala]. Colección diplomática del historiador catalán consti­tuida por la transcripción de 717 documen­tos, la mayor parte de ellos escritos en la­tín, pero muchos en catalán y unos pocos en aragonés, griego, italiano y francés, fe­chados entre 1301 y 1409, representa el co­ronamiento de la sabia e intensa obra de investigación del eminente jefe de la escue­la histórica moderna de Cataluña en el campo de las relaciones de este país con el Próximo Oriente durante el período que se abrió con los antecedentes de la expedi­ción de la Gran Compañía y vino a cerrarse con los últimos ecos de la dominación catalana en los ducados de Atenas y Neo-patria.

+Desde la publicación en 1881 de Breus consideracions suggerides per la lec­tura d’un drama grec modern hasta la de La poblado de la Grecia Catalana en el XIV segle en 1933, exceden mucho de la treintena los estudios consagrados por Ru­bio i Lluch a la historia de aquel período. El Diplomatari constituye un complemento indispensable a aquella gigantesca tarea, puesto que representa la aportación de las pruebas en que, al lado de los testimonios de Ramón Muntaner y de los cronistas griegos, fundamenta el investigador sus conclusiones.

La mayor parte de los docu­mentos transcritos procede del riquísimo Archivo de la Corona de Aragón, pero no escasean los procedentes de otros centros, y especialmente del Archivo Vaticano, de los Archivos del Estado de Venecia y Palermo, y del Archivo Histórico de la Ciudad de Barcelona. Precede al conjunto un in­teresante prólogo en el que Rubió i Lluch hace la historia de sus investigaciones so­bre la Grecia Catalana iniciadas en 1879, y sobre la paralela formación del Diplomatari, y estudia detenidamente el contenido de éste. Fue publicado en Barcelona en 1947.

M. Coll Alentorn