Conquista de las Islas Molucas, Bartolomé L. de Argensola

La toma de la isla de Ternate (1606), perte­neciente al archipiélago de las Molucas, em­presa de por sí efímera, dio tema para esta historia del poeta Bartolomé L. de Argensola (1562-1631), que en ella tuvo más an­cho campo para desplegar sus dotes lite­rarias que en los Anales de Aragón (v.). Nada menos que nueve libros ocupó en pre­liminares, encerrando el hecho de la con­quista en el décimo y último de la obra. Son aquéllos una sugestiva descripción y reseña de tales islas a partir de sus fabu­losas tradiciones, reflejando sobre todo, con delectación de poeta, la tragedia que signi­ficaba para sus indígenas la riqueza de sus productos naturales, las tan apetecidas es­pecias, que de continuo les atraían ambi­ciosos invasores. Y aún se exorna el relato con discursos, animadas digresiones y cuan­to puede hacer atractiva, con exóticos colo­res, su lectura. Ya en su tiempo pareció a algunos excesivo tanto predominio de ele­mentos ajenos al tema concreto de la con­quista, y hubo de defenderlo Lupercio, el hermano del autor. La obra fue compuesta, por encargo del conde de Lemos, presiden­te del Consejo de Indias, entre 1606 y 1608, imprimiéndose en Madrid, en los talleres de Alonso Martín, al año siguiente.

B. Sánchez Alonso