Comentario a Cicerón, Quinto Ascanio Pediano

[Commentarium in Ciceronem]. Para su hijo compuso Quinto Ascanio Pediano (3-88) este comen­tario historicopolítico, a cinco oraciones ci­ceronianas: Contra Lucio Pisón, En defensa de Marco Scauro, En defensa de Milón, En defensa de Cornelio, En toga cándida (véase Discursos de Cicerón). El tono, de acuerdo también con el fin que el comentarista per­seguía, era llano y familiar; pero no por esto los argumentos aducidos en la exégesis deben estimarse vulgares y pedestres. El ma­terial es todo de primera mano, procedente de documentos contemporáneos de Cicerón, como actas oficiales, relaciones parlamenta­rias y otros parecidos, de los que Ascanio saca noticias y datos para esclarecer los puntos históricamente más interesantes de las oraciones ciceronianas. El tema histó­rico y acaso la bibliografía puramente ofi­cial y documental hacen que el problema gramatical y estilístico pase a segunda línea; de lo que resulta que el comentario no está ya en función del texto ciceroniano, sino que el texto pasa a ser un repertorio de historia antigua, del que el exegeta toma pretexto para informarnos sobre la natura­leza de la Constitución romana, cuando era todavía republicana. El comentario, escrito entre los años 54 y 58, primeros del imperio de Nerón, puede también interpretarse como un retorno ideal a los buenos tiempos de la república, cuando las directrices políticas eran todavía libres e independientes. Más tarde, cuando Nerón se mostró tirano in­flexible, enemigo de toda libertad, este co­mentario de tono tan republicano no hubie­ra podido ya ver la luz.

F. Della Corte